Juan y Eva Perón fueron banderas

Juan y Eva Perón fueron banderas


El 17 de Octubre fue una obra magistral de los trabajadores que elevó hacia lo más alto de la política argentina a Juan Domingo Perón. Para siempre. Digamos también que se trató de una obra de gratitud hacia el Líder que sintetizaba la defensa de los intereses nacionales que son los intereses populares.

Así nació el Peronismo: del diálogo directo en la Plaza repleta de jóvenes, de mujeres, de descamisados que no le tenían miedo a nadie y que se jugaban enteros por la libertad de Perón que era su propia libertad.

Cuando la gratitud obrera se hizo carne en la geografía de la Patria, hubo Lealtad de ida y vuelta, y la justicia social dejó de ser una categoría discursiva y pasó a ser la herramienta fundamental de la Revolución Peronista.

Por eso para los peronistas no hay peronismo sin justicia social, porque las condiciones materiales y espirituales que el Estado debe garantizar, a través de políticas activas, conforman el elemento determinante en la construcción del bien común. Sin el cual se hace quimera el trabajo decente que es trabajo registrado, la humanización del capital que es riqueza para todos y la conciencia social del pueblo que es pedagogía democrática y republicana.

Rescatar el valor de la lealtad es la tarea de la hora para volver al espíritu popular del 17 de Octubre. Lealtad a los trabajadores que fueron, son y serán el corazón del Movimiento Nacional Justicialista. En sus reclamos, en sus luchas y en sus reivindicaciones se perfila el futuro de una República integrada, respetuosa de la diversidad y del pluralismo.

A 67 años del histórico 17 de Octubre, los nombres de Juan y Eva Perón vuelven a ser banderas.

Por Cristian Ritondo
Vicepresidente 1º de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...