Cargos en el Consejo de la Magistratura

Cargos en el Consejo de la Magistratura


No nos podemos dejar atropellar por las presiones que recibimos hasta por cadena nacional porque no estamos en el Consejo para tener miedo, sino para hacer lo correcto.

El concurso previsto para cubrir cinco vacantes de la Justicia Federal Civil y Comercial, debe volver a la Comisión de Selección del Consejo para que los antecedentes de los concursantes vuelvan a ser analizados. Tenemos que ser prudentes y analíticos para lograr una correcta evaluación de cada uno de ellos, aunque esto disguste a los poderosos del sector que sea.

La función de consejero en representación de los abogados de la Ciudad, es incompatible con el sometimiento a las presiones de los partidos políticos, estén o no en el gobierno. Para los partidos políticos están previstas las vocalías de diputados y senadores por las mayorías y minorías en el Congreso y la vocalía para el poder ejecutivo nacional.

Mi posición puede coincidir y ser respaldada por uno o más partidos políticos, pero de allí a que mis votos sean consecuencia de instrucciones de algún sector político, hay un larguísimo trecho. Mi obligación es representar a 45.000 abogados, que me eligieron por el 60 por ciento de los votos, quienes esperan que sea equilibrado y busque la mejor solución posible a cada dilema que se plantee. Para esto estoy en el Consejo.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...