"Lock out de Metrovías con venia oficial"

"Lock out de Metrovías con venia oficial"


La quita de circulación de 20 formaciones de trenes esconde un muy poco disimulado lock out de la empresa Metrovías, que empeorará más el ya muy mal servicio prestado por la empresa. Metrovías quiere un mayor aumento de la tarifa y que el gobierno de la Ciudad le transfiera los 108 millones de pesos de subsidios que fueron depositados por el gobierno nacional en una cuenta de la Ciudad, pero que Macri se resiste a usar para no aceptar de “hecho” la transferencia del servicio.

El silencio de Randazzo confirma las sospechas que el lock out patronal es una medida concertada con el gobierno nacional. Metrovías-Roggio hizo suya la consigna “de que Macri se haga cargo” que tanto alientan desde la Casa Rosada, que teme que el dinero para la paritaria del subte, que tiene que negociarse ahora, la deba poner el gobierno nacional. Benito Roggio tiene fuertes lazos con el kirchnerismo; es uno de los principales contratistas del Estado y la empresa Ugofe, que integra, maneja casi la totalidad de las líneas de trenes, con sus respectivos subsidios millonarios usados discrecionalmente.

Corre también la versión que, como compensación de estos favores oficiales, Metrovías estaría dispuesta a renunciar unilateralmente al manejo de los subtes. Si esto ocurriese los subtes pasarían automáticamente a la empresa estatal de la Ciudad, Sbase, es decir, que el kirchnerismo lograría finalmente realizar la transferencia de los subtes a la Ciudad por la fuerza.

El lockout de Metrovías coincide con el reinicio de la negociación paritaria con sus trabajadores. Hace 2 meses atrás, al amparo del gobierno nacional, se logró un acuerdo precario que postergó la firma de la negociación paritaria. Con total seguridad Metrovías argumentará que no tiene los fondos para atender las demandas obreras.

Denunciamos el lock out patronal y responsabilizamos a los dos gobiernos, el de la Nación y el de la Ciudad, por el deterioro creciente de la red de subterráneo, que presta un servicio deficiente e inseguro, como lo han manifestado sistemáticamente los trabajadores. Reclamamos la rescisión del contrato de Metrovías, la investigación de las cuentas de la empresa, la estatización del servicio bajo el control de los trabajadores y un plan de inversiones financiado por el Estado.

Gabriel Solano
Partido Obrero de la Ciudad de Buenos Aires

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...