Un homenaje a Alfonsín reunió a Larreta, «Coti» Nosiglia y Gerardo Morales

Un homenaje a Alfonsín reunió a Larreta, «Coti» Nosiglia y Gerardo Morales

En medio de las tensiones en Juntos por el Cambio, sobresalió la presencia del alcalde porteño.


Un homenaje al expresidente de la Nación Raúl Ricardo Alfonsín logró una foto inédita hasta entonces: el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador de Jujuy y titular de la UCR nacional, Gerardo Morales, y Enrique “Coti” Nosiglia, dirigente histórico y armador clave del radicalismo, se mostraron juntos.

El evento había sido convocado a las 16:30 pero se postergó una hora. Un diputado de Evolución, de hecho, arribó antes de las cinco de la tarde, se le notificó la demora e indignado dijo que «avisaron por Twitter». Minutos después de las 17:30, Larreta llegó y fue recibido con un abrazo por Negri y Morales, que dialogaban con la prensa en la puerta de la calle Junín. Los tres dirigentes caminaron juntos por el pasillo principal del cementerio y, en el camino, distintos referentes del radicalismo se acercaron a saludar a Larreta, primero, y a Morales y a Negri luego. Cerca del panteón donde yacen los restos del líder radical, esperaban Nosiglia y Storani. El alcalde porteño fue el primer orador de la tarde, seguido por Storani, Nosiglia y Morales, que realizó el cierre.

Además, estuvieron presentes figuras de renombre nacional en las filas del radicalismo, como los presidentes de los bloques en la Cámara de Diputados y el Senado, Mario Negri y Luis Naidenoff, respectivamente; María Luisa Storani, vicepresidenta de la UCR nacional, y el senador nacional Alfredo Cornejo. Otros dirigentes del espacio que asistieron al acto fueron el diputado nacional Rodrigo De Loredo, los senadores nacionales por Jujuy, Mario Fiad, y por Santa Fe, Carolina Losada, y el ex diputado tucumano José Cano.

El discurso del “Coti” fue uno de los más preeminentes del homenaje. El histórico armador de los correligionarios destacó la “vigencia del pensamiento” de Alfonsín y lo recordó leyendo fragmentos del histórico discurso de Parque Norte, durante la convención de la UCR en diciembre de 1985. En ese discurso, Alfonsín apelaba a la “ética de la solidaridad” y al “pluralismo” como pilares de la democracia. La presencia de Nosiglia, quien fuera ministro del Interior de Alfonsín entre 1987 y 1989, fue llamativa porque, si bien es un actor preponderante en el radicalismo, su perfil público es muy bajo.

En otro tramo de su discurso, Larreta subrayó que Alfonsín fue “un grande de la política argentina y tiene un reconocimiento indiscutido”. En esa línea, Morales agregó que la figura del padre de la democracia es “transversal y plural”.

 

El discurso más extenso fue el de Nosiglia, que destacó tres pensamientos de Alfonsín aún en vigencia, según dijo. En primer lugar, la democracia en la construcción de un futuro tangible. En segundo puesto, el diálogo plural para la construcción de ese futuro dejando de lado las luchas de todos contra todos a través de un pacto social que legitime el objetivo. Finalmente, el rol de la UCR de provocar una síntesis y sumarse a la búsqueda de colectiva de ese futuro con marcos bien claros. Habló de «estar a la altura», de ponerse «al servicio» de las demandas para encontrar soluciones y del compromiso político, «ampliando la representación y ensanchando la coalición siempre respetando la convivencia interna y la democracia partidaria».

Al finalizar los discursos, un grupo de militantes comenzó a cantar la marcha Adelante radicales. El jefe de Gobierno sonreía y miraba a su alrededor, rodeado de boinas blancas. Rápidamente, Morales alzó la voz y pidió la ofrenda floral que el partido había preparado para dejar junto al mausoleo del ex presidente, como cierre del acto.

Los restos de Alfonsín fueron trasladados al actual mausoleo el 16 de mayo de 2009. Hasta entonces, se yacieron provisoriamente en la bóveda de los caídos en la Revolución del Parque.

 

Qué se dice del tema...