Las medidas que prepara el Gobierno para la guerra contra la inflación

Las medidas que prepara el Gobierno para la guerra contra la inflación

Retenciones, fideicomisos y precios fijos, algunas de las medidas que implementarán.


El presidente Alberto Fernández anunció este martes que «el viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina», luego de que se conociera la alta cifra de febrero. Por eso, y en un contexto internacional adverso, el Gobierno prepara una serie de medidas para atacar la disparada de precios, con foco en los alimentos.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó ayer que la inflación en febrero de 2022 alcanzó el 4,7%, una suba respecto a la de enero pasado, cuando la medición del organismo arrojó un alza de 3,9%.

La parte más dramática es que el rubro Alimentos y Bebidas registró subas del 7,5% a nivel general en todo el país, cifra que asciende a 8,6% en la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, la guerra en Ucrania también trajo consecuencias en la economía local, con aumentos en los precios globales de los commodities en general. Sobre ese punto, el presidente aseguró que estas no llegan al país «en forma de balas» sino que lo hacen bajo la forma de «complicaciones económicas».

«Cuando creímos que estábamos saliendo de la pandemia, comenzó la guerra en Europa. En un mundo globalizado causa efecto desastrosos más allá de las fronteras. Esta guerra tiene repercusiones en el mundo, y también en la Argentina. Esa guerra ha desatado una lucha tremenda por los alimentos y vuelan los precios de los alimentos en todo el mundo», sostuvo ayer Alberto Fernández.

En el paquete de medidas que se está estudiando, se contempla la ampliación de fideicomisos como los que ya se aplican, por ejemplo, en la industria aceitera.

La idea sería crear con fondos públicos un fideicomiso para subsidiar la harina para entregar a los panaderos, según anticipó el diario Ámbito Financiero. De esta manera, las panaderías que accedan a la bolsa de harina subsidiada se comprometieron con el Gabinete a vender el kilo de pan a precios populares: en torno a $240, en vez de los $300 actuales.

Además, no se descarta que se establezcan precios fijos para ciertos productos de la canasta familiar como fideos y harina. Asimismo, se está estudiando cómo regular algunos precios de productos frescos, que experimentaron subas de hasta 70% en los últimos meses.

El Gobierno tiene listo el decreto para subir el viernes las retenciones a la harina y aceite de soja de 31% a 33%. Este sería publicado junto al paquete de medidas y saldría junto a un paquete de medidas antiinflacionarias, anticipó El Cronista.

La idea es que la suba sea «temporal» como «suspensión de la baja de un derecho otorgado en el 2020», explicaron al matutino económico. El detalle responde a que el Poder Ejecutivo no puede subir las retenciones a los subproductos de soja porque el 31 de diciembre vencieron las facultades de la ley de Solidaridad Social 27.541 que se lo permitían.

Desde el día que Rusia invadió Ucrania, en el mercado de Chicago se dispararon los precios de las commodities. El trigo escaló un 50%, el maíz un 20% y la soja un 10%. Esto llevó al Gobierno a cerrar las exportaciones de harina y aceite de soja.

Se espera que el Gobierno derogue su propio decreto, en el que había eliminado el diferencial de retenciones entre el poroto de soja (paga 33%) y los subproductos (tributan 31%), en vez de judicialmente aplicar una suba de retenciones.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...