¿Te parece mucho 1 millón de pesos argentinos?

¿Te parece mucho 1 millón de pesos argentinos?

Por Laila Wagner / Especial para Noticias Urbanas

La tuitera LadyMarket encabezó una encuesta con este interrogante. Los resultados.


En medio de una aceleración devaluatoria, la tuitera LadyMarket encabezó una encuesta con este interrogante: ¿Te parece mucho 1 millón de pesos argentinos?. Sobre 2.500 respuestas, el 87% se inclinó al “no”. Más allá de los algoritmos y la clase de público que votó, el dilema es vigente, como los concursos televisivos de preguntas y respuestas que tuvieron su auge décadas atrás al estilo «¿Quién quiere ser millonario?», y en la Argentina de hoy tienen presencia en programas como “Los 8 escalones del millón”, que entrega diariamente 1 millón de pesos al ganador o ganadora. ¿Cuál es el valor de 1 millón de pesos? Para el sector de las microfinanzas, un préstamo pequeño puede hacer una gran diferencia.

La persona que recibe un microcrédito para potenciar su pequeño negocio o fuente de trabajo, pasa a ser alguien que puede salir adelante. Los microcréditos, enmarcados en un sistema de finanzas solidarias, permiten generar procesos de inclusión social, apoyando el trabajo autogestivo y promoviendo la economía popular para mejorar las condiciones de vida en las comunidades.

El sistema de microcréditos se formalizó hace 45 años cuando, el ahora premio Nobel de la Paz bangladesí, Mohammad Yunus, otorgó un pequeño préstamo a una mujer pobre que supondría la semilla de la creación de su propio banco, Grameen Bank.

Cerca del campus universitario donde Yunus daba clases de economía, Sufia, una madre soltera a cargo de dos hijos, tenía un pequeño negocio de taburetes de bambú y transitaba muchas dificultades para llegar a final de mes, así que el profesor le prestó algo de dinero para aumentar sus ingresos con la inversión. A pesar de que sus ingresos aumentaron, los bancos no le permitían el acceso al crédito, por lo que Yunus decidió crear su propio sistema para conceder dinero a los más desfavorecidos.

En 1983 el Grameen Bank fue incorporado al sistema bancario de Bangladesh para comenzar sus actividades formales, hasta alcanzar en 2019 más de 9 millones de beneficiarios procedentes de unas 81.600 localidades, un 97 % mujeres, con un desembolso desde entonces de más de 25.000 millones de dólares, según datos del banco.

El empoderamiento financiero se puede dar de diversas formas, por el lado de productos, al facilitar el acceso al ahorro o al crédito, en latinoamérica, las microfinancieras juegan un rol vital en expandir estos productos y servicios, especialmente en zonas rurales.

En ese sentido, la tecnología digital está transformando la industria financiera porque está revolucionando los servicios de pago, ahorro, préstamo, inversión y permitiendo un alcance a nivel federal. En Argentina, los casos de Mercado Pago, Uala, y Moni son algunos de los ejemplos de múltiples actores del ecosistema fintech que cubren distintas necesidades.

La promoción del acceso al crédito de los sectores de menores ingresos es una de las estrategias básicas para la superación de la pobreza. La crisis sanitaria impulsó el uso de estas tecnologías, las fintech pasaron a tener un rol facilitador en el acceso a distintos servicios financieros a miles de individuos sub-bancarizados, ya que hoy, quien tiene un smartphone por más simple que sea, tiene acceso a una oferta variada de servicios financieros digitales. El cambio cultural llegó para quedarse.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...