Serbia le respondió a la UE: «Estamos en el mejor lado de la historia»

Serbia le respondió a la UE: «Estamos en el mejor lado de la historia»

El ministro serbio de Interior, Aleksandar Vulin, le respondió a la Unión Europea que le pedía definiciones.


El ministro del Interior de Serbia, Aleksandar Vulin, rechazó los intentos de «chantaje» por parte de la Unión Europea y afirmó que «están decididos a elegir su propio destino» en respuesta a unas declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que el lunes instó al país balcánico a «decidir de qué lado quiere estar».

«La queremos en casa, pero para eso necesitamos pruebas claras de que el país comparte nuestros valores, como el Estado de derecho y la democracia», dijo Von der Leyen en una entrevista con Wiener Zeitung.

En un comunicado, Vulin recordó que, «a lo largo de su historia, Serbia ha sido objeto de numerosos chantajes y ultimátum. Cada ultimátum empieza con una condición y continúa con otra, luego otra. Impongamos sanciones a Rusia, reconozcamos al llamado Kosovo, dejemos la República Srpska», agregó.

Asimismo, destacó que no hay garantías de que las exigencias eventualmente se limiten a las ya expresadas por la comunidad internacional y sostuvo: «¿Quién nos garantizará que no se nos exija simplemente armar a Ucrania y que seamos parte de un conflicto que lamentamos profundamente y del que no somos ni queremos ser parte?».

Y agregó: «Antes del inicio del conflicto en Ucrania, la UE hablaba de Kiev como de uno de los países más corruptos en Europa y ahora lo declaran un país candidato».

En este contexto, el ministro recordó: «Antes del inicio del conflicto en Ucrania, la UE hablaba de Kiev como de uno de los países más corruptos en Europa y ahora lo declaran un país candidato. Serbia siempre respeta el derecho internacional, y por eso no nos queda claro por qué la integridad territorial de Ucrania es sagrada y la integridad de Serbia no».

Vulin opinó que la diferencia en el trato puede deberse a la política exterior independiente de Serbia. Según él, si el presidente del país, Aleksandar Vucic, al que Vulin se refirió como «el último estadista libre de Europa», hubiera impuesto sanciones contra Rusia y hubiera reconocido a Kosovo, la UE «se habría olvidado de las tonterías que repiten en los medios sobre la dictadura, la ausencia del Estado de derecho y otras mentiras similares».

Subrayó además: «Serbia está de su lado, Serbia está en el mejor lado de la historia, del que el pueblo de la señora Von der Leyen y la mayoría de los pueblos que componen la UE no pueden presumir».

Y concluyó: «Deje que los serbios decidan por sí mismos y no los amenace con la fuerza, puede recibir una respuesta que no le gustará».

Qué se dice del tema...