Senado: la oposición le reclamó a Cristina volver a la presencialidad

Senado: la oposición le reclamó a Cristina volver a la presencialidad

JxC y el Interbloque Federal rechazaron el último decreto que extiende las reuniones remotas hasta noviembre.


Los bloques de la oposición del Senado le reclamaron a Cristina Kirchner el retorno a la presencialidad de la actividad en el Senado. La nota, está firmada por los jefes de las bancadas de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff (UCR-Formosa) y Humberto Schiavoni (Pro-Misiones), y del interbloque Federal, Juan Carlos Romero (Salta), sale al cruce del decreto firmado hace dos días por la vicepresidenta, que extiende por otros 60 días las sesiones y reuniones de comisión de manera virtual.

El escrito sostiene: “En el actual contexto donde se ha retornado a la presencialidad escolar en todo el país, se habilitan espectáculos deportivos con público, están funcionado los vuelos a las distintas provincias y los demás poderes del Estado han regresado a la presencialidad, no vemos motivo para prorrogar el funcionamiento remoto”.

De acuerdo a la información que publica el diario La Nación, la decisión del conglomerado opositor se tomó luego de que en la última reunión del interbloque de Juntos por el Cambio se escucharán varias voces críticas a la continuidad de las sesiones remotas, postura que desde hace varios meses venía sosteniendo casi en soledad la mendocina Pamela Verasay (Mendoza).

El detonante fue el decreto 9/21 por el que Cristina Kirchner decidió sostener por sesenta días más, a partir del corriente mes de septiembre, el uso de la plataforma zoom para la realización de sesiones y reuniones de comisión.

El decreto está supeditado a la aprobación del pleno del cuerpo, lo cual es casi un trámite teniendo en cuenta la mayoría que ostenta el Frente de Todos en el Senado. Sin embargo, ya desde finales del año pasado la oposición también avalaba la prórroga de las reuniones remotas.

A diferencia de lo que ocurrió en Diputados, Cristina Kirchner se basó en un recurso de declaración de certeza, que fue rechazado por la Corte Suprema de Justicia, para reivindicar la potestad de la Cámara alta para establecer su forma de funcionamiento.

Lo hizo en abril del año pasado, cuando el Gobierno recién había dictado el decreto que dispuso el aislamiento social preventivo y obligatorio como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

En medio de la incertidumbre generada por aquella medida y su impacto en el funcionamiento del Congreso, la vicepresidenta planteo un recurso de declaración de certeza ante el máximo tribunal de Justicia para que resolviera sobre la legalidad de las decisiones que podría tomar el Senado si decidía funcionar de manera remota.

La Corte rechazó su pedido alegando que no tenía potestad para interferir sobre otro poder del Estado. Pero en sus considerandos, el fallo estableció que el Senado tenía la facultad para interpretar y dictar su reglamento de funcionamiento.

Esto abrió la puerta para que Cristina Kirchner pudiera declarar el funcionamiento virtual de la Cámara alta desde mayo del año pasado. La medida fue prorrogada en varias oportunidades desde entonces.

Ahora con el Gobierno flexibilizando las medidas sanitarias de aislamiento, la oposición decidió plantearle a la vicepresidenta la necesidad de “volver al funcionamiento presencial pleno, tanto en sesiones en el recinto como para las reuniones de comisiones”.

Con ese fin, le piden a Cristina Kirchner una reunión de Labor Parlamentaria (jefes y representantes de bloques) para “consensuar otras medidas que permitan mitigar riesgos” propios de la pandemia.

La nota todavía no fue respondida por la vicepresidenta, pero, según el diario La Nación, todo indica que el Senado no tendrá actividad hasta después de las primarias del próximo 12 del corriente.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...