Se desalojó Guernica entre balas de gomas, piedras y botellazos

Se desalojó Guernica entre balas de gomas, piedras y botellazos

Fue una verdadera batalla entre la policía y un grupo de vecinos. Hay 35 detenidos. Los detalles del desalojo.


Fue una verdadera batalla: esa podría ser la definición de lo ocurrido este jueves por la mañana durante el desalojo de Guernica. A las 6 de la mañana de este jueves 29 de octubre comenzó el desalojo en Guernica, luego de que el juez de Garantías de Cañuelas, Martín Miguel Rizzo, rechazara el pedido de una prórroga, cuyo plazo de ejecución vencía este viernes. Allí, los vecinos resistían a piedrazos a los cientos de policías que llegaron al lugar y denunciaron que prendieron fuego las casillas que habían armado para habitar.

Después de casi 100 días, las negociaciones entre las autoridades provinciales y los ocupantes fracasaron y ante el rechazo de la Justicia a un nuevo pedido de prórroga, el ministro de Seguridad bonaerense dio inicio al operativo que contó con la participación de fuerzas especiales, que detuvieron hasta ahora a más de 30 personas.

Sergio Berni encabezó el operativo del que participan 4 mil efectivos de seguridad. Los efectivos del operativo llegaron en 60 micros y varios móviles, tras ser estacionados en el predio de la escuela Juan Vucetich: la orden desde la cúpula de la Bonaerense fue no llevar armas letales.

Del desalojo participan más de 4 mil efectivos de la mayoría de las reparticiones, entre ellos los grupos especiales, como Halcón y La Dirección Unidades Tácticas Operaciones Inmediatas (UTOI); policías de Infantería; 50 motos “bitripuladas”; negociadores; integrantes del escuadrón antibombas; ambulancias, médicos y enfermeros.

Luego de dos horas de operativo, el predio fue liberado por completo. Todas las calles que desembocan en el terreno están custodiadas por efectivos de Infantería. Los Bomberos controlaron los incendios que provocaron los mismos manifestantes que fueron desalojados del predio de 100 hectáreas.

Pero en esas casi dos horas se vivió una verdadera batalla en donde hubo enfrentamientos entre la policía y un grupo de vecinos, con balas de gomas, piedras botellazos y escudos caseros. Algunos hasta mencionaron facas enterradas y miguelitos en el piso.

Pero poco después de las 7:30, el conflicto se trasladó a la periferia de la toma. Los incidentes se trasladaron al interior del barrio lindero al predio

Gustavo Ferri, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Territorial de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos, confirmó que “el desalojo terminó» y “no queda gente ocupando”.

El funcionario dijo que hubo algún pequeño enfrentamiento menores dentro del predio, pero admitió que hay serios enfrentamientos en otro sector. “Constaté la presencia de un sólo herido, que ya fue asistido por la gente del SAME de la Provincia; y los detenidos son al menos veinte”, añadió.

Por su parte, los vecinos del lugar denunciaron abuso y violencia policial.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...