Para Goldman Sachs los fondos del FMI no solucionan la situación macro del país

Para Goldman Sachs los fondos del FMI no solucionan la situación macro del país

En agosto Argentina recibirá US$ 4.350 millones por una nueva asignación global que aprobó el organismo.


La Argentina recibirá este mes u$s 4.350 millones del FMI. La ayuda económica se da luego de que se aprobara la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) por alrededor US$ 650 mil millones con el objetivo de apuntalar la liquidez mundial afectada por la pandemia.

Desde el banco de inversión Goldman Sachs reconocen que el monto que recibirá el país el 23 de agosto reforzarán las reservas y limitarán el ajuste del gasto público, «pero de ninguna manera sustituyen a una política macroeconómica sólida y disciplinada».

Asimismo, resaltan que los DEG abren «un espacio para el gasto en respuesta a la crisis» y «representarían un aumento considerable del 10% en las reservas brutas (y un aumento de más del 50% del stock de reservas internacionales netas inutilizables)» de la Argentina.

Y sostienen que el incremento de las reservas «contribuiría en gran medida a cumplir con el pago programado del servicio de la deuda en DEG al FMI durante el segundo semestre de 2021».

El servicio de la deuda de Argentina con el Fondo para el resto de este año asciende a US$ 4.500 millones, de los cuales US$ 3.770 millones serían pagos de capital en dos cuotas iguales en septiembre y diciembre.

La entidad financiera aseguró que «la próxima asignación de DEG y el reciente acuerdo del Club de París brindan un puente valioso hasta que las autoridades acuerden un programa macrofinanciero a mediano plazo con el FMI (probablemente solo después de las elecciones de noviembre) que permitiría al país reprogramar los cuantiosos reembolsos de la deuda para el fondo en 2022-24».

Este envío de los DEG se concretará el 23 de agosto, luego de que el lunes los accionistas del FMI, es decir los tesoros de cada país aprobara la asignación, que es la mayor en la historia del organismo.

En un comunicado, el FMI aclaró el lunes que el reparto de este fondo especial entre los países que integran el organismo se hará «en proporción con sus actuales cuotas en la institución».

Del total, unos US$ 275.000 millones se destinará a países de mercados emergentes y en desarrollo.

La propia directora Gerente del organismo internacional, Kristalina Georgieva, señaló que «esta es una decisión histórica: la mayor asignación de DEG en la historia del FMI y una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes». Incluso, desde la directiva aseguraron que ese dinero «ayudará a los países miembros más vulnerables que están luchando contra los estragos de la crisis provocada por la COVID-19».

Antes del comunicado, el Gobierno argentino le había pagado al organismo US$ 334 millones con reservas del Banco Central. El compromiso corresponde a intereses que vencieron el domingo y será el último que demandará divisas genuinas en lo que resta del año, ya que en adelante los vencimientos se pagarán con los DEG que llegarán el 23 de agosto.

El Banco Central le transfirió la semana pasada US$ 225 millones al Club de París, la primera de las dos cuotas acordadas con dichos acreedores para evitar un default por no cancelar en julio una deuda de US$ 2.400 millones.

Las reservas cerraron el mes pasado en US$ 42.582 millones.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...