Massa y Raverta definieron los detalles del aumento jubilatorio

Massa y Raverta definieron los detalles del aumento jubilatorio

Por la movilidad subirían cerca de 16% y se sumará un bono.


El ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió el lunes con la titular de la Anses, Fernanda Raverta; y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; para definir los detalles del índice de movilidad jubilatoria que se anunciará este miércoles.

«Nos reunimos con la Directora Ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo para ultimar detalles de los anuncios del miércoles para los jubilados y jubiladas», informó el ministro en su cuenta de Twitter.

El Gobierno nacional otorgará este mes un nuevo bono para reforzar el ingreso de los jubilados, que se dará a conocer el 10 de agosto en ocasión de presentarse el Índice de Movilidad Jubilatoria.

El bono que pagará la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a jubilados se aplicará junto al aumento de las jubilaciones previsto para septiembre.

Según lo establecido por la Ley de Movilidad, el incremento para el próximo trimestre en las jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y universales se basa en el cálculo que actualiza los montos en base a un coeficiente elaborado en partes iguales por la recaudación previsional y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

El índice de movilidad de los haberes de jubilados, pensionados y demás prestaciones sociales, rondaría entre el 15,3% y 16%. Pero habría una novedad: analizan otorgar un bono y/o directamente un aumento adicional permanente, al menos para la jubilación mínima, pensiones no contributivas y PUAM (Pensión al Adulto Mayor) que perciben 5 millones beneficiarios.

La novedad sería importante porque los bonos, como los que estuvo otorgando el Gobierno desde 2020 en adelante, se otorgan por “única vez” y no se integran al haber corriente. De esa manera compensan la mayor inflación sólo de esos meses pero al no integrarse al haber corriente, los haberes de esos jubilados retroceden luego a los valores pre-bono y los aumentos jubilatorios siguientes se otorgan sobre una base más baja.

Con el 15,3%, el haber mínimo de $ 37.525 subiría a $ 43.266. La PUAM de $ 30.020 aumentaría a 34.613. Las pensiones no contributivas de $ 26.267 a $ 30.285. Y el haber máximo de $ 252.507 a $ 291.140. Con esos valores, las jubilaciones y pensiones volverían a perder frente a la inflación.

Con el 7/8% de inflación estimado para julio, y un 6% para agosto, la totalidad de los jubilados y pensionados están enfrentando y deberán enfrentar esta mayor inflación con los mismos valores de haberes mensuales que cobraron en junio. Esto significa que en agosto, la pérdida del poder de compra de las jubilaciones puede rondar entre el 12 y 14%.

Ese deterioro se suma a la fuerte pérdida que experimentan los jubilados y pensionados desde septiembre de 2017, con la reforma previsional de Mauricio Macri, luego con los aumentos por decreto de Alberto Fernández en 2020 y desde entonces con la espiral inflacionaria que en julio alcanzó un nuevo récord.

Qué se dice del tema...