Marziotta le pidió al GCBA medidas para auxiliar a los salones de fiestas

Marziotta le pidió al GCBA medidas para auxiliar a los salones de fiestas

La diputada del FdT pidió que los ayuden con subsidios o exenciones impositivas, entre otras medidas.


La diputada nacional del Frente de Todos (FdT) por la Ciudad, Gisela Marziotta, se reunió este lunes con dueños/as de diferentes salones de fiestas de la Ciudad, en la vereda del Salón Submarino Amarillo Fiestas, de la calle Segurola, acompañada por el legislador Matías Barroetaveña.

La legisladora nacional se comprometió a interceder ante el Gobierno nacional para generar algún tipo de ayuda frente a la crítica situación que está atravesando el sector y «reiteró la exigencia para que el Gobierno porteño se haga cargo de contener las consecuencias económicas de la pandemia en pymes y comerciantes de la Ciudad y en particular de este rubro».

En la Ciudad hay alrededor de 200 salones, reclaman ayuda por parte del estado porteño y nacional porque desde que comenzó la pandemia en marzo del 2020 no pudieron volver a trabajar. Sea porque las restricciones exigieron el cierre  completo o, cuando se habilitó, porque solo podía ocupar un 30% de la capacidad, sin baile y sin exceder las 60 personas. “Muchos somos salones pequeños para fiestas infantiles, con peloteros y la realidad es que una fiesta para 10 personas nadie hace”, dijeron los dueños de los establecimientos

Con una facturación nula y los gastos que siguieron corriendo, la Ciudad les permitió reconvertirse como restaurante o bar,  hasta que la crisis sanitaria pase, pero no les resulta una verdadera opción ya que les falta equipamiento para esa actividad  y no tienen ingresos como para invertir, tampoco pueden endeudarse dada la cantidad de meses que llevan sin ingresos.  Además no todos tienen espacio en la vereda.

Marziotta expresó: “El gobierno de la Ciudad debería destinar alguna partida para auxiliar a este sector. Además debería eximirse del pago de ABL e Ingresos Brutos. No recibieron ningún tipo de ayuda económica ni asistencia. La actividad genera un promedio de 10 empleos alrededor de cada evento. Son 35 rubros los involucrados en las fiestas: DJ, animadores, fotógrafos, videos, catering, ambientación, flores, mozos, souvenir,  cotillón, etc ). Al estar cerrados los salones, toda la cadena se vio perjudicada. Queremos darle visibilidad al problema, que se los escuche y se asignen partidas para auxiliarlos”.

Por el lado de los salones, los dueños expresaron “No somos un bar y reconvertirse exige una inversión que no podemos hacer en este momento. Por otra parte, muchos salones tuvieron que devolver el dinero de fiestas que habían sido señadas con antelación y los gastos cotidianos de mantenimiento siguieron, lo que los llevó a endeudarse o en algunos casos a tener que cerrar y dejar el salón (para los que eran inquilinos). Agradecemos que nos ayuden a mostrar nuestra situación”.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...