Acevedo: “Larreta y Santilli son los mejores candidatos para el 2023”

Acevedo: “Larreta y Santilli son los mejores candidatos para el 2023”

El presidente de Autopistas Urbanas S.A., José Luis Acevedo, habló con NU Digital.


¿Nos puede hablar sobre el Instituto República?

El Instituto República (IR) nace como un espacio en el cual la gente construye su pertenencia partidaria. Lo que le falta a Juntos por el Cambio (JxC) es una narrativa. Y parte del desafío del IR es la construcción de un sueño en común. Un sueño como argentinos para poder salir adelante. Lograr una subjetividad política que permita darnos una identidad, que nos dé un lugar como militantes políticos donde podamos, entre todos, encontrar el norte de lo que queremos como país.

¿Cómo funciona?

De distintas maneras. En primer lugar, estamos haciendo una convocatoria a todos los sectores. Para eso, estamos abriendo regionales en la provincia de Buenos Aires. En la actualidad, tenemos dieciséis. Entre ellos, podemos destacar los municipios de Berazategui, José C. Paz, Quilmes y más. Y vamos a llegar a treinta antes de octubre. La idea es terminar con la concepción del voluntariado dado que es una concepción muy híbrida y, en general, no forma una verdadera pertenencia partidaria. Los militantes, en cambio, tienen un compromiso mucho más grande. Y la idea es que estos militantes se transformen en líderes. Eso se vincula con la segunda parte que es la convocatoria de dirigentes para ofrecer capacitaciones. Vale la pena aclarar que este mismo dirigente también recibe una capacitación para poder liderar. Ahora, tenemos más de treinta clases por mes. Es una clase de Formación Política que se da cada quince días. Y en tercer lugar, pero no menos importante, hacemos encuentros en donde invitamos a vecinos de los distritos.

¿Y cuáles serían los pilares de esta narrativa?

Queremos que la militancia sea una situación de vida, que tengamos la misma dialéctica: ¿Cómo imagino la economía de mi país? ¿Cómo imagino el sistema de seguridad? El relato es qué queremos, hacia dónde vamos. Y no mirando para atrás, sino hacia adelante. Desde el IR, nosotros planteamos, por ejemplo, un modelo de economía liberal clásica. Terminar con el mito de la reconstrucción del Estado de Bienestar que ya no existe en ninguna parte del mundo. Existió un Estado keynesiano hasta fines de los ochenta, como si hubiera sido una etapa particular del desarrollo capitalista. Pero se fue desarticulando, casualmente al tiempo que se desarticulaba la URSS. Nadie está hablando de un Estado ausente. Simplemente, un Estado presente en ciertos temas como es la salud, la educación y la seguridad. Y tampoco estamos diciendo que el Estado no intervenga en la economía. Pero debe dejar trabajar y producir libremente. Tiene que ver con nuestra concepción de hombre libre. Nosotros creemos en el libre albedrío. Y por supuesto, poner como eje central la lógica del trabajo. Nadie está en contra de los planes sociales. Pero las nuevas generaciones tienen que poder acceder al mercado del trabajo y cambiar la cultura de nuestro país.

El Peronismo se caracteriza por tener sus bases sociales en las clases más bajas. ¿Cómo piensan apelar a esos sectores?

Nosotros, desde el IR, acompañamos el proyecto de Diego Santilli en provincia y de Horacio Rodríguez Larreta para Presidente de la Nación. Hay que romper con la lógica de la grieta. Venimos con esto desde la fundación de nuestra patria. Es un Boca – River constante. El núcleo duro que tienen los partidos es alrededor de un 25% de votantes. Y vos con un 30% no podés gobernar. Por más que después tengas un 21% acompañándote, tapándose la nariz. La idea es generar más consensos. No salir con medidas «antiperonistas». Tenemos que reversionar el peronismo. De la misma manera que Perón transformó a los conservadores y anarquistas en peronistas, nosotros tenemos que hacer lo mismo. Que se empiecen a poner las vestiduras de un nuevo proyecto político.

El juicio por obras públicas a la Vicepresidenta ha reavivado la llama de la grieta. ¿Cuál es su postura sobre el intento de homicidio a Cristina Fernández de Kirchner?

Yo condeno enfáticamente el intento de asesinato a la Vicepresidenta. Es necesario que la Justicia intervenga y solucione esta situación cuanto antes. También, condeno la política del amigo-enemigo. No podemos seguir pensando en términos de blanco o negro. Los opuestos siempre generan odio. Generan Argentinas separadas. Nosotros no queremos eso. Nosotros queremos un país que se consolide a partir del consenso y la unión. Entendemos que la Argentina es una gran comunidad en donde ya no es sostenible seguir enfrentados. Tenemos que cultivar una comunidad en base a la tolerancia, el respeto y la libertad. Y este es el desafío de los argentinos. Y es la única manera de que no sigan ocurriendo este tipo de hechos de violencia. Tenemos que impedir que se naturalicen este tipo de situaciones.

El día anterior, Máximo Kirchner había afirmado que en JxC «están viendo quién mata al primer peronista». Esta frase se engloba dentro de las críticas que la policía de la Ciudad había recibido por su intervención frente al domicilio de la Vicepresidenta. ¿Relato o verdad?

Desconozco la parte operativa. Lo que sí puedo hacer es un análisis más sociológico. Los argentinos tenemos una tendencia de pasar de victimarios a víctimas. Y por supuesto, a las fuerzas se las caracterizaron como facinerosas. El titular no es «La policía actuó en defensa de los vecinos», sino «La policía de Larreta ejerció represión contra jóvenes militantes» y muestran tres personas golpeadas. Esta dinámica ya la conocemos. La gente pide seguridad y control. Pero cuando se aplica, se te vuelve absolutamente en contra. Entonces, para el gobierno porteño, o para cualquiera en general, le resulta difícil hallar un equilibrio entre estas dos cosas. Estas situaciones de conflicto se dan porque no hay respeto por las fuerzas de seguridad. Máximo Kirchner, diputado nacional, junto al  Secretario de Derechos Humanos (DDHH) de la Nación a los gritos contra la Policía de la Ciudad. Necesitamos de un cambio cultural en donde se empiecen a respetar a las instituciones.

¿Cree que esta postura por parte del kirchnerismo forma parte del relato?

El que más supo de esto fue Rodolfo Walsh. Antes de morir en un tiroteo, él dejó una carta a todos los argentinos. En esa carta, él sugiere que la lucha armada se había perdido y que la revolución se daría militando sobre los DDHH. Lamentablemente, en la Argentina, la política de los DDHH está muy alineada con una izquierda que quedó anacrónica. Una izquierda contraria a las fuerzas de seguridad. Es un tema que debemos debatir.

Después de un llamativo silencio, el diputado Javier Milei pronunció un discurso en el Congreso donde pidió que la Justicia no esté condicionada por la política. ¿Coincide con esta visión?

La posición que toma Cristina tiene que ver con el relato peronista de otros tiempos. El 17 de octubre es el símbolo de como el peronismo nace con la proscripción de su líder y la persecución de los militantes. Eso es parte del mito fundacional del Partido Justicialista (PJ). Esto se intensificó en 1955, cuando echan al General y pasan casi veinte años de persecución y proscripción. Cristina, atenta a esto, instaura fácilmente ese relato. A diferencia de Perón, a ella no la acusan de una cuestión meramente política. Estamos hablando de uno de los casos de corrupción más grandes de la historia argentina. No nos podemos olvidar de, por decir algo, los bolsos de López. Pero… el relato mata verdad. Cristina agita el fantasma de la persecución al peronismo que hoy ya no existe e inventa una historia en donde ella encaja perfecto. Pasa de victimario a víctima. Ella es víctima del intento de homicidio. Eso es innegable. Pero la causa por vialidad debe continuar su rumbo. Son hechos que van por carriles distintos.

Pasando a otro tema, el escándalo del servicio del acarreo sigue dando de qué hablar y muchos apuntaron contra Larreta. ¿Usted qué cree?

Sé que hay un conflicto gremial muy importante con camioneros que está resistiendo ser traspasados a AUSA. Esto es de público conocimiento y es la información que recibí hasta ahora. A ver… esto viene desde el 2001. Y han pasado infinidad de gestiones que no han hecho nada. Estoy hablando de De la Rúa, Ibarra, Telerman y nadie hizo nada. No entiendo como hablan de Larreta si él fue el que logró destrabar esta situación. Horacio está intentando solucionar algo que heredó. Ha intervenido en la Justicia infinidad de veces y no obtuvo respuesta. En lo personal, cuando fui legislador y cada vez que quisimos votar un nuevo régimen de acarreo, siempre aparecieron recursos de amparos que frenaban la regularización del régimen.

¿Cómo ve a Larreta y Santilli en el 2023? ¿Por qué la gente debería votarlos?

Yo creo que la provincia de Buenos Aires tiene al mejor candidato a gobernador que es Diego Santilli. Primero, porque tiene una gran voluntad de ser. Yo tengo la suerte de tener un contacto bastante estrecho con él y puedo dar fe de eso. Dedica mucho tiempo a los vecinos -ha caminado casi los 135 distritos- y también, a asociaciones del tercer sector. Asimismo, se vincula con organizaciones de la fe por su labor en la protección y ayuda a los más humildes. Dedica muchísimo tiempo a capacitarse y con Diego Valenzuela está armando equipos técnicos para llegar el 10 de diciembre con un plan y no tener que improvisar. Estamos estudiando mucho y eso tiene que ver mucho con el IR. Vamos a sacar un programa que se llama «Gobernar» para que todos los intendentes y concejales, en caso de que asuman, puedan hacerlo con un norte. Aquí radica la importancia de la construcción de una narrativa. Diego todavía no dice que va a ser gobernador. Eso lo digo yo porque sé que es el mejor.

¿Y Horacio?

En el caso de Horacio, opino lo mismo. Es el líder que necesita la Argentina. Él entiende que no se puede gobernar con una sola facción. Hay una parte de nuestros votantes que nos votan, no por nuestros ideales partidarios, sino porque no quieren que vuelva el kirchnerismo. Y eso es voto prestado. Si vos no hacés una amplia convocatoria de todos los sectores desde el día cero, vas a fallar. Y el único que puede lograr ese amplio consenso es Horacio. Esto es porque la gente valora su posición conciliadora. Yo no digo que en cuatro años, Horacio va a levantar la Argentina. Pero sí dejar las bases para poder tener la Argentina que necesitamos y merecemos. Los violentos y extremistas quedarán aislados. Pero tenemos que gobernar con todo el resto. Hay que construir un nuevo paradigma político.

¿Los halcones están incluidos?

Por supuesto. Están todos. ¿Cómo no va a estar Patricia?. Puede tener matices diferentes, pero tenemos muchísimas cosas en común.

Y desde su rol como Presidente de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), ¿cuál es su aporte a la campaña?

Estamos haciendo una reforma tecnológica importantísima. El año que viene, vamos a ampliar el sistema de «free flow» en nuestras autopistas. Vamos a poder transitar sin barreras. Así, vamos a ser una de las autopistas inteligentes y más importantes de Latinoamérica. Ni Brasil tiene «free flow», solo Chile. Vamos a demostrar que, a pesar de la crisis, podemos tener empresas altamente competitivas. AUSA es además la puerta de muchos bonaerenses que vienen a trabajar o estudiar a la Ciudad. Aprovechando la pandemia, hicimos un proceso evolutivo sustancial con el sistema de TelePASE. Hoy, la espera en los peajes se ha reducido hasta no tener que hacer cola en el caso de las cabinas con telepeaje. Lo que hicimos fue inscribir a la tecnología dentro de todo lo que es el proceso de tránsito.

¿Y desde tu rol como dirigente político?

Y desde mi rol más político, ayudar al Colo y a Horacio con la convocatoria desde el IR. Y también con el relacionamiento, como mencioné antes, de sectores vinculados a los cultos, que combaten el flagelo de las drogas y las adicciones en la provincia de Buenos Aires. Además, con ellas podemos asegurarles a las madres lugares donde puedan sus hijos puedan quedarse para que las jefas de hogar puedan salir a trabajar y mejorar sus ingresos. También a poder brindar capacitaciones para que los jóvenes puedan acceder a empleos de gran utilidad como son los vinculados con la informática y la programación. Creo que son aliados muy importantes para poder tener mayor alcance.

La alianza con las Iglesias, ¿puede afectar el tinte de las políticas de su partido?

Horacio es una persona súper abierta. Y tiene que tener vínculo con todos los sectores. Tenemos nuestra pata socialista con Roy Cortina, por ejemplo. Después, hay liberales como López Murphy. Además, hay que dejar de pensar que todas las instituciones de la fe son conservadoras.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...