La Procuración declaró inconstitucional el DNU que suspendió las clases presenciales

La Procuración declaró inconstitucional el DNU que suspendió las clases presenciales

Fundamentó su fallo en la falta de fundamentación de la medida.


El procurador general interino de la Nación, Eduardo Casal, dictaminó este jueves que es inconstitucional el decreto de necesidad 241 del presidente Alberto Fernández en el cual suspendieron las clases presenciales desde el 19 al 30 de abril en el AMBA.

Casal sostuvo en su dictamen, que presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que el decreto no está fundamentado para tomar una medida como la suspensión de las clases que depende la Ciudad de Buenos Aires por la autonomía que tiene sobre la educación como todas las provincias del país.

Además, el Procurador señaló que el Gobierno Nacional tiene las facultades sobre la salud en todo el país para tomar medidas de emergencia en casos excepcionales, como lo es una pandemia, pero que deben estar fundamentadas, lo que a su criterio en este caso no ocurre.

En el dictamen, el Procurador considera que «las medidas adoptadas mediante el artículo 2°,último párrafo, del decreto 241/21, en lo que concierne a la suspensión del dictado de clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades en el aglomerado denominado AMBA, no fueron adecuadamente fundadas puesto que, sin desconocer la situación epidemiológica por la que se atraviesa, tienen por objeto restringir el derecho fundamental a la educación que la actora debe garantizar en atención a las normas vigentes que así lo disponen (v. Constitución Nacional y ley 26.206)”.

En el fallo agregó: “En este contexto, entiendo, entonces, que no es posible concluir en que fuera necesaria la adopción de medidas inmediatas que tengan por efecto suspender la concurrencia a los diferentes establecimientos educativos ubicados en el AMBA, pues no se ha demostrado el riesgo existente en ese sector ni cómo, en su caso, eso podría comprometer el interés general”.

Casal dejó para el final de su escrito un mensaje para los gobiernos de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires. El procurador habló del “paradigma del federalismo concertado que debe primar en las relaciones interjurisdiccionales, especialmente si se presentan desacuerdos razonables o fricciones que la realidad impone y que no siempre se pueden evitar cuando coexisten dos gobiernos que actúan directamente sobre el mismo pueblo”.

El procurador concluyó que “estas consideraciones adquieren especial relevancia frente al contexto epidemiológico actual, cuando es público y notorio que, en los últimos días, la situación se ha agravado debido a la propia dinámica y cambiantes características de la situación de la epidemia”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...