La cumbre del BRICS marcó el regreso de Putin a las grandes ligas

La cumbre del BRICS marcó el regreso de Putin a las grandes ligas

Todos los integrantes del grupo fueron incisivos y contundentes con la actual situación. Reclamaron cambios globales.


La XIV Cumbre del BRICS, acrónico de las cinco economías emergentes que juntas representan aproximadamente una cuarta parte de la economía mundial, nunca había recibido tanta atención en Occidente como en su decimocuarta edición.

China ha sido la anfitriona -virtual- de la reunión. El presidente Xi Jinping compartía pantalla con los líderes de India, Brasil y Sudáfrica. Pero los focos estaban puestos en el quinto participante, Vladimir Putin, quien pidió el jueves a sus colegas que cooperaran frente a las «acciones egoístas» de los países que están imponiendo sanciones a Rusia.

«Solo sobre la base de una cooperación honesta y mutuamente beneficiosa podemos buscar salidas a esta situación de crisis que se desarrolló en la economía global debido a las acciones egoístas y mal concebidas de ciertos estados», soltó Putin.

La aparición del presidente ruso en la cumbre BRICS, justo una semana antes de la reunión de la OTAN en Madrid, ha sido su primera asistencia a un foro internacional con otros jefes de Estado desde que lanzó la invasión a Ucrania a finales de febrero. Y lo ha hecho en una agrupación que, a excepción de Brasil, se abstuvo de condenar el ataque ruso en una resolución de la Asamblea General de la ONU.

China ha señalado la expansión de la OTAN en Europa del Este como responsable de la guerra. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, también ha seguido esa narrativa. India no ha condenado la invasión y está comprando cantidades récords de barriles de crudo ruso. Y hasta el brasileño Jair Bolsonaro ha defendido la posición de su país como «neutral», pese a condenar en un principio el ataque de Moscú.

▶ Palabras del anfitrión

El presidente Xi Jinping asistió a la ceremonia de apertura del Foro Empresarial BRICS en formato virtual y señaló que «en este momento nuestro mundo se enfrenta a cambios drásticos y a una pandemia nunca antes vista en un siglo. Siguen surgiendo varios desafíos de seguridad. La economía mundial aún enfrenta fuertes obstáculos en su camino hacia la recuperación, y el desarrollo global ha sufrido grandes reveses. ¿Hacia dónde se dirige el mundo: la paz o la guerra? ¿Progreso o retroceso? ¿Apertura o aislamiento? ¿Cooperación o confrontación? Estas son elecciones de los tiempos a los que nos enfrentamos».

Y agregó: «Primero, debemos abrazar la solidaridad y la coordinación y mantener conjuntamente la paz y la estabilidad mundiales. Las tragedias del pasado nos dicen que la hegemonía, la política de grupos y la confrontación de bloques no traen paz ni seguridad; sólo conducen a guerras y conflictos. Nosotros, en la comunidad internacional, debemos rechazar los juegos de suma cero y oponernos conjuntamente al hegemonismo y la política de poder. Debemos construir un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la equidad, la justicia y la cooperación en la que todos ganan. Debemos tener claro que somos una comunidad en la que todos los países comparten un interés común».

El presidente chino dijo además: «El año pasado, presenté la Iniciativa de Desarrollo Global e insté a todos los países a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, forjar una asociación de desarrollo global unida, equitativa, equilibrada e inclusiva, y promover la cooperación en una amplia gama de áreas como la pobreza. reducción, salud pública, educación, conectividad digital e industrialización. Debemos profundizar la cooperación para salvaguardar mejor la seguridad alimentaria y energética. Debemos aprovechar las oportunidades que presenta la nueva revolución científica y tecnológica y la transformación industrial, y promover el flujo de factores de producción que permitan la innovación a nivel mundial. Deberíamos ayudar a los países en desarrollo a acelerar el desarrollo de la economía digital y la transformación ecológica. También debemos cooperar en la respuesta a la COVID-19 y proporcionar más medicamentos contra la COVID-19 a los países en desarrollo para vencer al virus lo antes posible. Debemos responder a las preocupaciones de las personas, perseguir los intereses más amplios de todos los países y conducir el desarrollo global hacia una nueva era para beneficiar a todos».

En ese sentido, Xi Jinping, agregó: «Debemos superar las dificultades juntos y buscar conjuntamente una cooperación beneficiosa para todos. En la actualidad, algunas cadenas industriales y de suministro importantes están sufriendo interrupciones deliberadas, la inflación mundial sigue aumentando, el mercado financiero internacional está en crisis y la recuperación económica mundial está perdiendo fuerza. La gente tiene motivos para preocuparse de que la economía mundial pueda caer en una crisis. En esta coyuntura crítica, superar las dificultades juntos y buscar la cooperación es la única manera de prevenir una crisis económica. Debemos unirnos con un propósito común y fortalecer la coordinación de políticas macroeconómicas».

En ese contexto precisó: «Los principales países desarrollados deben adoptar políticas económicas responsables y evitar los efectos indirectos negativos de las políticas que pueden afectar gravemente a los países en desarrollo. Se ha demostrado una y otra vez que las sanciones son un boomerang y un arma de doble filo. Politizar la economía global y convertirla en la herramienta o el arma de uno, e imponer sanciones deliberadamente utilizando la posición principal de uno en los sistemas financieros y monetarios internacionales solo terminará perjudicando los intereses propios y los de los demás, e infligiendo sufrimiento a todos».

«Ciertos países, con el fin de expandir las alianzas militares para buscar la seguridad absoluta, han obligado a otros a tomar partido y crear una confrontación. Debemos abandonar la mentalidad de la Guerra Fría y bloquear la confrontación y oponernos a las sanciones unilaterales y al abuso de las sanciones. Pido a las naciones BRICS que se apoyen mutuamente en temas relacionados con sus intereses fundamentales y se opongan a la hegemonía», continuó este jueves el presidente chino, que además insistió en que la «gran familia» BRICS debería abrirse para permitir la entrada a «socios con ideas afines» y así aumentar la influencia del grupo. También propuso que los miembros del foro implementaran una «iniciativa se seguridad» para «contribuir a la estabilidad global».

Por último, el Xi Jinping, indicó: «El mecanismo BRICS es una importante plataforma de cooperación para los mercados emergentes y los países en desarrollo. La cooperación BRICS ahora ha entrado en una nueva etapa de desarrollo de alta calidad. Mientras levantemos la vela del beneficio mutuo y de ganar-ganar y mantengamos la mano firme en el timón de la solidaridad y la cooperación, romperemos las olas y conduciremos el barco gigante de los países BRICS hacia un futuro más brillante».

▶ El discurso de Putin

El presidente ruso, Vladímir Putin, destacó este jueves en su discurso en la cumbre del BRICS la importancia que tiene actualmente esta asociación para construir un mundo multipolar.

«La credibilidad y la influencia del BRICS en la escena mundial no deja de aumentar año tras año», afirmó, señalando que los países miembros de la asociación «tienen un potencial político, económico, científico, tecnológico y humano realmente enorme». El mandatario ruso también indicó que los países del BRICS «fortalecen la colaboración en toda la gama de agendas globales y regionales».

En paralelo, el presidente de Rusia denunció que los países occidentales trasladan al mundo a través de mecanismos financieros sus propios errores en macroeconomía. «Solo sobre la base de una cooperación honesta y mutuamente beneficiosa podemos encontrar una salida a la situación de crisis que se ha desarrollado en la economía mundial debido a las acciones mal concebidas y egoístas de Estados individuales, que, utilizando los mecanismos financieros, están trasladando de hecho a todo el mundo sus propios errores en política macroeconómica», aseveró.

Putin añadió que Rusia está «redirigiendo» sus flujos comerciales a los países que participan en el foro y otros «socios internacionales confiables», al igual que «explorando la posibilidad de crear una moneda de reserva internacional basada en la canasta de monedas de los BRICS. Y precisó: «Durante el primer trimestre de este año, el comercio entre Rusia y los países del bloque BRICS aumentó un 38% y alcanzó los 45.000 millones de dólares».

▶ La voz de Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este jueves que el grupo de economías emergentes BRICS debe unirse a los esfuerzos para reformar Naciones Unidas y asegurar que tienen una representación adecuada.

El líder ultraderechista mencionó en específico al Consejo de Seguridad de la ONU, diciendo que las economías emergentes necesitan contar con una representación adecuada en el organismo.

El Consejo de Seguridad tiene 15 miembros: cinco permanentes -China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos- y 10 elegidos por la Asamblea General de la ONU por un período de dos años. Brasil forma parte del Consejo hasta 2023.

Las declaraciones de Bolsonaro se produjeron durante una cumbre virtual con los líderes de Rusia, India, China y Sudáfrica, que conforman el grupo BRICS junto con Brasil.

También pidió reformas en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

«Necesitamos unir esfuerzos en la búsqueda de la reforma de las organizaciones internacionales, como el Banco Mundial, el FMI y Naciones Unidas, sobre todo en su Consejo de Seguridad», dijo Bolsonaro en la cumbre.

«El peso de las economías emergentes y en desarrollo debe tener la debida y merecida representación», agregó.

▶ Las otras miradas

El primer ministro indio, Narendra Modi, dijo en su discurso de apertura que las naciones BRICS tienen «un enfoque similar para la gobernanza de la economía global» y la cooperación mutua «puede hacer una contribución útil a la recuperación económica posterior al Covid». India, al igual que China, comparte una alianza estratégica con Rusia, aunque también tiene fuertes lazos con Washington como aliado frente a un Pekín cada vez más fuerte en la región. Cuando comenzaron las sanciones, la quinta economía mundial se lanzó a comprar petróleo ruso con descuento: Rusia representó el 18% de las importaciones de crudo de India en mayo, un gran aumento desde el 1% antes de la guerra.

Narendra Modi, expresó: «Los miembros de BRICS tenemos una postura similar sobre la gestión de la economía global y su colaboración también refuerza las relaciones entre las personas».

«Nuestra cooperación puede hacer un aporte a la recuperación global tras la pandemia del COVID», declaró el primer ministro en su intervención.

Y concluyó: «Fortalecemos las relaciones entre las personas ampliando la colaboración entre las cumbres juveniles de BRICS, organizaciones deportivas, organizaciones de la sociedad civil y centros analíticos».

Por su parte, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, defendió su compromiso con el bloque de potencias emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) e incidió en la las grandes oportunidades económicas que supone para la nación africana, en la antesala de la cumbre anual de líderes de la alianza.

El mandatario sudafricano remarcó, además, que es una «valiosa plataforma», no solo para impulsar las metas de Sudáfrica, sino también para trabajar en un «desarrollo global» más inclusivo y «sostenible».

«Tiene como objetivo abrir una nueva era para el desarrollo global que sea más inclusivo, sostenible y justo. A través de una reforma del sistema multilateral, incluidas las Naciones Unidas, y reorientando la atención y los recursos de la comunidad global en la agenda del desarrollo sostenible, el grupo BRICS puede sostener una recuperación global sostenible y equitativa», expresó.

Qué se dice del tema...