Hasta Sturzenegger liquidó al Gobierno: «Fue un fracaso y no por la herencia»

Hasta Sturzenegger liquidó al Gobierno: «Fue un fracaso y no por la herencia»

El expresidente del Banco Central del Gobierno de Macri no escondió su malestar con la actual crisis.


El expresidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, abrió una fuerte interna entre sus excompañerxs y el Gobierno nacional, a quienes responsabilizó por la actual crisis económica que azota a la Argentina, desterrando así la versión de que esto es producto de la «pesada herencia».

Para esto, publicó un documento de 58 hojas  llamado «La Macro de Macri: el sinuoso camino hacia la estabilidad y el crecimiento» para explicar por qué fracasó el plan económico del gobierno de Mauricio Macri, publicado en un instituto de Estados Unidos.

Allí expone que los “pobres resultados” no se deben a la herencia recibida, ni a factores externos, sino a las políticas económicas que se tomaron.

Además, se mostró muy crítico sobre la falta de un ajuste fiscal más severo, que derivó en un excesivo endeudamiento de corto plazo. Pero sobre todo juzgó al 28 de diciembre de 2017, día en que se cambiaron las metas de inflación, como la fecha donde se perdió la credibilidad.

También señaló al Presidente como una persona que quería cambiar el país de “largas décadas de decadencia”. Y aseguró que de no haber ganado las elecciones en 2015, el país se acercaba a un “régimen autoritario y populista de izquierda”, y escribió que el triunfo fue como la pelea de David contra Goliat, dado que Cambiemos venció a “una agresiva maquinaria”.

Al principio del informe, Sturzenegger contó cuáles eran los resultados esperados: que la economía creciera al 3 por ciento anual, mientras que en 4 años sólo creció en 2017 y anotó duras recesiones los otros tres años.

Con respecto a la inflación, esperaban que este año fuera del 5 por ciento anual, mientras que las últimas proyecciones estiman 55 por ciento. En cuanto al tipo de cambio, consideraban que este año podía ser de 17 pesos, mientras que actualmente se encuentra en 58 pesos.

“Para el final de la presidencia de Macri, el PBI habrá caído 3,4 por ciento y la inflación va a haber acumulado 250 por ciento, en unos de los niveles más altos del mundo. Nadie puede evitar un sentido de frustración”, escribió el expresidente del Central.

En torno a la versión de la «pesada herencia», lo desmitificó al mencionar que “el déficit de cuenta corriente no era tan grande” y el bajo nivel de endeudamiento debido a “la reestructuración de la deuda en 2005 y el crecimiento económico”.

“Aunque la herencia no fue la ideal, no se le puede echar la culpa de los resultados. Al final, la culpa reside en las políticas que fueron decididas”, culminó. 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...