Kicillof cruzó a los medios: «Nadie habla de baronesas del Conurbano»

Kicillof cruzó a los medios: «Nadie habla de baronesas del Conurbano»

El Gobernador fue blanco de burlas por señalar el trasfondo machista del concepto de "barones de conurbano".


El gobernador bonaerense Axel Kicillof fue nuevamente criticado por su lenguaje. Habiendo ya sido defenestrado por pronunciar «haiga» en una conferencia de prensa en el pasado, este lunes fue blanco de nuevas burlas por referirse al concepto «barones del conurbano», expresión que señala a los intendentes de mayor poder de la Provincia, al decir: «Hay una especie de cultura del machismo que parte de cosas tan básicas como llamar a los intendentes ‘barones del Conurbano'», afirmó Kicillof, lo que dio pie a que se interpretara que confundió la expresión «barones» con la de género «varones».

Esto sucedió en el marco de la presentación de la primera escuela sindical de género del país. Y ahora el Gobernador, ante la lluvia de críticas desde los medios de comunicación, salió a aclarar que no se trató de ningún error, sino todo lo contrario.

 

El concepto ‘barón’ es utilizado para denominar a una «persona que tiene gran influencia y poder dentro de un partido político, una institución, una empresa, etc», según indica la RAE, y, en Argentina, es asociado a la figura de un hombre en el territorio bonaerense.

A raíz de las burlas que provocaron la supuesta confusión, el gobernador salió a atacar los medios de comunicación en su cuenta de Twitter:

«Además de dedicarse a destilar odio, Clarín llama ‘furcio’ a su propia ceguera machista. Nadie habla de ‘Baronesas del conurbano’ y ese es precisamente el problema que señalé». 

«Eso sí: felicito a la o el cronista por su agudeza auditiva o visual (¿o telepática?) que le permitió, al parecer, distinguir la «v» de la «b» mientras yo hablaba. También vuelve a refritar mi uso de ‘haiga’ en una entrevista del pasado (dije: ‘si no hay un mango partido al medio, que haiga para el que más lo necesita’). Omitió refregarme que ‘mango’ es una fruta, o parte de una sartén, y no ‘dinero de curso legal'», recordó.

En la última parte de su publicación, con un tono sarcástico, Kicillof compartió un fragmento de «La vuelta de Martin Fierro», de José Hernández: «Que Dios lo haiga perdonao, / Es todo cuanto deseo, / Le conocí un pastoreo / De terneritos robaos». Además, cuestionó por qué «otras expresiones como ‘no logramos lograr el logro’, que dan muestra de una fenomenal economía de lenguaje, no ameritan el sesudo análisis del gran diario argentino».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...