Impuesto a las Ganancias: se espera una sesión de 14 horas

Impuesto a las Ganancias: se espera una sesión de 14 horas

Una recopilación de las alocuciones en la Cámara Baja, hasta el momento.


La Cámara de Diputados realiza este sábado una sesión especial en la que sobresale el tratamiento del proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias, que beneficiará a más de un millón de trabajadores. Quedarán exentos del pago de ese tributo quienes cobren hasta 150 mil pesos brutos por mes.

La sesión especial empezó poco antes del medio y se estima que el debate  será maratónico y se extenderá como mínimo por 14 horas. En el temario se incluyó  también el tratamiento de los proyectos de Prevención y control de dopaje en el deporte, Educación medioambiental y Monotributo.

El proyecto de cambios en Ganancias dispone un aumento de la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos.

Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedará exento el 93 por ciento de los asalariados.

Es la primera sesión ordinaria del año. El dato inusual es que se realizará un sábado, algo que no sucedía desde el 5 de enero de 2002, cuando se aprobó la derogación parcial de la Ley de Convertibilidad que establecía la paridad entre el dólar y el peso.

La discusión por el proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias quedó eclipsada por fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición por la defensa de los derechos humanos. 

Los legisladores del Frente de Todos recordaron a las víctimas de la dictadura militar, a 45 años del golpe del 24 de marzo de 1976. En ese contexto, el negacionismo que desperdigaron por las redes sociales algunos de los diputados de Juntos por el Cambio en la última semana no quedó soslayado. Referentes de la oposición, por otro lado, aprovecharon el uso de la palabra para presentar mociones de privilegio cargadas de ataques contra los organismos de derechos humanos, como Fernando Iglesias. 

La vicepresidenta del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Cecilia Moreau, anunció al principio de la sesión que pedirá el tratamiento de varios proyectos que «tienen que ver con la negación de delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad» y, para el caso de que sean funcionarios, solicitarán «la inhabilitación para ocupar cargos públicos».

En el marco del tiempo previsto para los homenajes, Moreau cuestionó a «una parte del Gobierno anterior» que -según dijo- «intentó tergiversar la historia» y aseguró que sintió «vergüenza de las declaraciones del diputado macrista por Neuquén el 24 de marzo», en referencia a Francisco Sánchez.

El diputado nequino por Cambiemos, conocido por sus posturas ultraconservadoras, publicó un tuit con retórica digna de los militares de la dictadura, al hablar de «revolución apátrida» y de «comunismo», justo en el día en que se conmemoraba el día de la Memoria.

En su discurso de hoy, Moreau se preguntó además: «¿Se imaginan a alguno de nosotros tirando bolsas mortuorias en la Plaza de Mayo con el nombre de Estela Carlotto o de alguno de los organismos de derechos humanos?».

De esta manera, la diputada nacional hizo referencia a la actividad que realizaron jóvenes del PRO en febrero pasado, cuando colgaron frente a la Casa Rosada bolsas mortuorias con el nombre de distintos referentes sociales y políticos, entre ellos el de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

«Sepan que la lucha por los derechos humanos y la búsqueda de justicia es una lucha que no vamos a abandonar. 30 mil compañeros desaparecidos presentes ahora y siempre», concluyó la vicepresidenta del bloque del FDT.

En respuesta, el diputado radical Facundo Suárez Lastra salió al cruce de esas afirmaciones y aseguró que «es vigente y para siempre la defensa de los derechos humanos» y agregó: «Jugar con los enfrentamientos internos pasó en otro momento: si no hay conducción y capacidad de plantear el objetivo común no se sale».

Suárez Lastra comparó a Gildo Insfrán con Videla

El legislador nacional de la UCR, Facundo Suárez Lastra, comparó este sábado 27 de marzo la violación de Derechos Humanos durante la dictadura militar encabezada por Jorge Videla con la situación actual en la provincia de Formosa gobernada por Gildo Insfrán. Esto provocó la reacción de su par kirchnerista Gabriela Cerruti, quien calificó de «impertinente» el comentario del opositor.

«Si queremos hablar de lo que pasó entonces y con una perspectiva que enriquezca y nos sirve para ahora, entendamos que la vigencia de los Derechos Humanos antes, ahora y siempre, es con la dictadura de Videla y con el Gobierno de Insfrán en Formosa», lanzó el radical al utilizar una cuestión de privilegio, al comienzo de la sesión en la que se abordarán los cambios en el impuesto a las Ganancias.

Al hacerse eco de esas apreciaciones, Cerruti pidió una interrupción para denunciar que Suárez Lastra había violado el acuerdo de Labor Parlamentaria por el cual se había establecido que no se iba a introducir la cuestión Formosa en el bloque de cuestiones de privilegio destinados a recordar la tragedia del golpe de Estado de 1976 y los años de la dictadura.

«Si vamos a escuchar a alguien comparar a Videla con un gobierno democrático de una provincia y nos tenemos que callar la boca… la verdad es que estamos hablando de algo serio, profundo que para muchos casos ha sido una militancia de toda la vida. Podemos sentarnos hablar durante horas. No tiene nada que ver con cómo lo ha traído al presente», cuestionó.

Eduardo Valdés: “Tomé la decisión de no darme la segunda dosis, no le robo la vacuna a nadie”

El diputado nacional del Frente de Todos, Eduardo Valdés, renunció a la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, después de formar parte de la lista de diez personas involucradas en el “Vacunatorio VIP” del Ministerio de Salud de la Nación. “No le robo vacunas a nadie”, sentenció en la sesión donde se trataba las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias.

Durante el debate en la Cámara de Diputados, Valdés pidió la palabra para dar su versión sobre el escándalo que terminó con la renuncia de Ginés González García a su cargo como jefe del área de Salud. En una breve intervención en tono de alegato, se despegó de las irregularidades y de la inmunización de las personas que se vieron privilegiadas con el acceso a la vacuna por sus vínculos con el Gobierno, entre ellos, el periodista Horacio Verbitsky y el ex presidente Eduardo Duhalde.

“Después de aquel día que se prestó a discusión el tema de la vacuna, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Jorge Taiana y yo decidimos que la primera comunicación tenía que ser con el cuerpo de Diputados. Porque si yo deshonré, fue a mis pares. Por lo tanto, todo este tiempo he esperado este momento”, arrancó Eduardo Valdés en su discurso.

“El 13 de febrero, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello -prosiguió- se comunicó conmigo para decirme que tanto yo como el senador Taiana estábamos invitados por el Presidente de la Nación para acompañar su comitiva, puesto que iba a haber una actividad parlamentaria en el Parlamento mexicano. Con Jorge Taiana, nos dimos cuenta que había una mora del Parlamento argentino en la conformación de una comisión de amistad con México, y le comuniqué al presidente de la Cámara, Sergio Massa que me había sumado a la comitiva y le recordé si podía conformar esa comisión de amistad argentino-mexicana”.

Sin mencionar nombres, Valdés dijo que tomó contacto con la autoridad sanitaria y desde el ministerio de Salud “nos plantearon efectivamente que había que vacunarse” y que “nosotros estábamos comprendidos dentro del personal estratégico del plan vacunatorio nacional”. “Inclusive era alto el efecto del coronavirus en la ciudad de México, y era de responsabilidad nuestra, y para la comitiva y dónde íbamos, de preservarla”.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...