Felipe Solá: «Cristina es dogmática en las palabras y pragmática en los hechos»

Felipe Solá: «Cristina es dogmática en las palabras y pragmática en los hechos»

El excanciller habló de su acercamiento a la Vicepresidenta, y aseguró que habrá una unidad en el FdT.


El excanciller Felipe Solá habló con el diario Perfil sobre su acercamiento a Cristina Kirchner, y aseguró que habrá una tendencia a la unidad en el oficialismo a medida que se acerquen las presidenciales 2023.

En ese contexto Solá manifestó: «En el momento electoral uno no puede elegir, uno opta, siempre. La idea que voy a elegir a Fulano, no. Voy a optar entre A o B. Si de un lado está Macri, siempre voy a optar del otro lado, por ejemplo, sea el peronismo unido o desunido, pero aquel que tiene más chances de ganar y que se opone al neoliberalismo, a la cultura del egoísmo, a la falsa modernidad. Ahora, hay algo que está influyendo mucho, que es ¿qué le pasó a este gobierno? Este gobierno, no quisiera que fuera el título, en algunas cosas parece el segundo gobierno de Macri. Por mal gobierno no, por las condiciones que le dejó Macri. Como que lo que dejó Macri pasó a ser más importante todavía por su negatividad, frente a la búsqueda de cumplir con su objetivo de este gobierno«.

Y agregó. «Sus objetivos se alejaron mucho más cuando en realidad se hizo presente muy fuerte obviamente la pandemia, es un dato que dará que escribir, sobre el impacto psicológico, sobre lo que se llamó el agotamiento emocional de los argentinos. Esa es la palabra que definieron los psicólogos para decir cómo estaba muchísima gente, sabiéndolo o sin saberlo. Amén del impacto económico. Entonces entre la pandemia y la herencia de Macri, este gobierno de golpe se vio muy lejos de aquellas cosas que había prometido. Y ahí viene la división, de metas o de conductas del Gobierno«.

Al referirse a la Vicepresidenta indicó: «Cristina quiere que, más allá de lo que cierta prudencia aconsejaría, se vuelva sobre lo que se le prometió a la gente y está muy lejos de haber sido cumplido. Y el Presidente, como todo presidente, está más obligado a ser más prudente, pero cree que frente al pueblo que lo votó, que es obviamente la mitad más pobre del país, por decirlo rápidamente, las razones objetivas, la deuda y la pandemia justifican una falta de acción. Lo que está en juego es, dadas estas condiciones, no puedo hacer aquello, dadas estas condiciones, lo tienen que hacer doblemente fuerte. Esas serían las dos posiciones, la primera es la de Alberto y la segunda, la de Cristina. Entonces si la realidad te cambia para un lado, no perdés el objetivo«.

En cuánto al futuro político del Frente de Todos, el excanciller manifestó: «Cristina Kirchner es una persona, en el campo dirían, con más fundamento que la mayoría de los políticos de la Argentina, que al mismo tiempo ha sido presidenta muchos años y se le suman los años de presidente de Néstor Kirchner, y que la gente todavía no sabe si es muy dogmática o muy pragmática, y que pasa de un lugar al otro con bastante facilidad, lo que la convierte en una persona muy atractiva políticamente. Cristina es dogmática en las palabras y pragmática en los hechos».

Y añadió: «Ahora, Cristina Kirchner cruzada por el realismo de las encuestas, de lo que pase el año que viene cuando empecemos a movernos todos. No el fanatismo, sino Cristina Kirchner con su dotación de factores importantes, cruzados por la realidad argentina y de la opinión de la gente. Si uno para dos personas por la calle y les pregunta ¿quién es el jefe de la oposición? Lo más probable es que dijeran Macri. Y si les preguntan ¿quién es el jefe del peronismo? Dirían Cristina. Entonces parece difícil que los candidatos no tengan una fuerte vinculación con ellos».

Sobre su acercamiento a la Vicepresidenta expresó: «Hubo un interés mío, me acerqué a los ministros amigos, otros me ignoraron por miedo a que el Presidente se enterara. La gente de poco carácter se pone así, pero hubo otros que son amigos de fierro, como Taiana o como el Chivo Rossi, o Filmus, para citar tres que son de fierro. Y no quiero olvidarme de nadie más, pero hay muchos por ahí. Tirar lazos con el kirchnerismo era una necesidad mía. Después de 34 años de hacer política, me dijeron que estaba buscándome un puesto, no me estoy buscando ningún puesto, estoy buscando influir, discutir, vivir»

Al ser consultado por el lugar que podría ocupar el Presidente, Solá dijo: «Hoy por hoy no lo veo a Alberto Fernández como candidato atractivo. Me puedo equivocar mañana, pero hoy no lo veo. No lo descartaría a Daniel Scioli ni a Wado De Pegro, ni a Sergio Massa, y algún otro que pueda andar por ahí. Pero eso significa ir a PASO».

Por último, se refirió a la interna del Frente de Todos y explicó: «La gente con problemas no quiere divisiones arriba y no tiende a dividirse y dice: arreglen de una vez que soy peronista. No es que yo sea simplista, pero cuando está tan mal el país como está hoy, hay una necesidad de pragmatismo en ese sentido que tenía Perón».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...