Encuesta electoral 2023: JxC primero cómodo y Milei muy cerca del FdT

Encuesta electoral 2023: JxC primero cómodo y Milei muy cerca del FdT

El trabajo fue realizado por la consultora Synopsis.


El nuevo trabajo de la consultora Synopsis al que accedió Clarín le otorga a Juntos por el Cambio un doble motivo para celebrar: por un lado, mantienen una ventaja considerable sobre el Frente de Todos de cara al 2023; y, por el otro, un porción importante de los potenciales votantes de Javier Milei se muestran dispuestos a cambiar de vereda con tal de que no gane el oficialismo/kirchnerismo.

Las cifras de la firma que conduce el politólogo Lucas Romero, de asidua aparición en los medios, se elaboraron a partir de un relevamiento nacional de 1.467 casos, entre 6 y 8 de mayo. Los resultados se presentaron con un margen de error de +/- 2,7%. Según explicaron en la encuestadora, los presentaron días atrás a sus clientes, en su mayoría vinculados al mundo de las empresas.

El análisis sobre la intención de voto de Milei es por demás sensible: en los números de Synopsis, el economista libertario está apenas 4,3 puntos por debajo del oficialismo, en una pelea que dejó la polarización para convertirse en un combate de tres.

▶ Cómo viene la pelea 2023
Synopsis aborda la cuestión electoral y sin muchos eufemismos preguntó: «Si hoy fueran las elecciones presidenciales, ¿por cuál de estos espacios Ud. estaría más inclinado a votar?».

A golpe de vista, aparece la primera buena noticia para Juntos por el Cambio. La principal alianza opositora lidera con 34,6 puntos, con el Frente de Todos a más de 10 (23,4%). Tercero, y cerca del oficialismo aparece el ya no sorprendente Milei, con 19,1%.

Ese cuadro general inicial se completa con 5,1% de la izquierda, 5,5% de otros y 12,3% de indecisos. Escenario abierto.

La encuesta hace un primer desagregado sobre Milei, para evaluar la «dureza» de su apoyo. Le va bien: el 81,7% de esos 19,1 puntos habla de un voto seguro. Pero en una segunda placa, se aborda la discusión sobre el voto útil. Y ahí se enciende alguna alarma para el economista libertario.

«¿Ud. cambiaría su voto para apoyar una opción que esté en mejores condiciones para ganarle al peronismo/kirchnerismo?», le pregunta la encuestadora al 19,1% que elegiría a Milei. Un 43,2% respondió que es «muy probable» que cambie. Y un 29% contestó que es «probable».

▶ Malos números para el oficialismo

El estudio aborda los clásicos de coyuntura de este tipo de sondeos. Y allí, se confirman cifras muy complicadas para el Gobierno nacional, tal como vienen reflejando también otras encuestadoras.

– El desempeño del Gobierno toca un piso positivo de apenas 18,8 puntos, contra un 66,3 de mirada negativa.

– Vuelve a subir la preocupación por la inflación, que se acerca al 60% en general, y a un llamativo 84,1% entre los que votaron al oficialismo en el 2021.

– También alcanzan un nuevo récord negativo las expectativas económicas, que son pesimistas para un 67,3% de los consultados.

Y la imagen del presidente Alberto Fernández sigue con un balance claramente en rojo (- 46 puntos), por una aprobación del 19,4% y un rechazo de 65,4%.

▶ La palabra de un experto

El director de Synopsis, Lucas Romero, hizo un análisis para Clarín del estudio y de los resultados electorales y sostuvo: «Nosotros estamos viendo dos inconvenientes para medir el escenario electoral. Y es razonable por el tiempo que falta. Por un lado, al no tener definida la oferta de nombres, es muy difícil precisar los apoyos; sobre todo porque tenés a la gente pensando en otra cosa, no en candidaturas. Pero si medís por espacio, tenés al espacio libertario, de derecha, que no tiene denominación consensuada. Entonces, ahí puede haber confusión, porque cuando uno pregunta intención de voto por ‘espacio libertario o liberal’, algunos que lo apoyan y le pedís después precisión de candidato, te dicen Patricia Bullrich o López Murphy. Es decir, no necesariamente es Milei».

Y agregó: «Lo que sí parece claro es que hoy el lado opositor tiene dos componentes competitivos, que registran más de un dígito de intención de voto. Nosotros no los vemos en el mismo nivel, no vemos escenario de tercios. Pero sí hay tres modos competitivos (Frente de Todos, Juntos por el Cambio y una oferta encabezada por Milei), y esto marca un cambio en la mecánica de competencia».

Además sostuvo: «Cuando uno ve la escena electoral argentina en los últimos, se fue polarizando, bi-coalicionando. Cuando se ve la suma de esos dos grandes espacios, desde 2001 para acá se fue en general agrandando. Y llegamos al pico de 2019, cuando entre ambos llegaron casi al 90% de los votos. Bueno, pareciera que eso se revierte con el surgimiento de Milei, pero este escenario de tres modos tiene una característica especial. No es el escenario de 2015, donde tenías que los modos más competitivos eran los extremos y el modo menos competitivo era el del centro, que en ese caso era Massa».

También explicó: «Esa configuración de tres modos con el centro menos competitivo, favorece la polarización. Los extremos polarizan y atraen los apoyos del centro. En este caso, el surgimiento de Milei provoca una modificación, y es que Juntos por el Cambio aparece como una opción de centro en su posicionamiento. No digo ideológico, pero hoy Juntos por el Cambio tiene a la izquierda al Frente de Todos y a la derecha a Milei».

Romero precisó: «Hoy Juntos por el Cambio queda parada en el centro y, a diferencia de 2015, es la variante más competitiva. Esto no es menor, porque le pone un techo al crecimiento de Milei. Si él quiere crecer, para convertirse realmente en un jugador competitivo, con chances, va a tener que mostrar que puede ser más competitivo que Juntos por el Cambio. Y nosotros lo vemos lejos todavía».

Qué se dice del tema...