En el Gobierno hablan de una situación social «delicada» en el Conurbano

En el Gobierno hablan de una situación social «delicada» en el Conurbano

Las organizaciones sociales cercanas al Presidente monitorean la situación.


El número de la inflación impactó de lleno en el gobierno nacional. Pero no fue el 4,7% de incrementos lo que encendió las alarmas, sino el 8,6% de aumentos que se registró en los alimentos en el Conurbano bonaerense. En la Casa Rosada admitieron que la situación social es delicada, aunque “no explosiva”.

En ese contexto, los movimientos sociales cercanos al Gobierno activaron un control y monitoreo de la situación para conocer en detalle el impacto de los aumentos de los alimentos.

“Es nuestra prioridad”, reconocieron fuentes cercanas al jefe del Estado, que admitió que la escalada “ahora se vuelve a desatar con toda ferocidad”. Así, el mandatario se anticipó a lo que será el número de la inflación de marzo, que podría superar el 6 por ciento.

Según le dijeron al diario La Nación fuentes de la Casa Rosada: «Lo que afecta principalmente a los más vulnerables, no se tradujo en una mayor afluencia en los comedores sociales y ollas populares».

Por su parte, el secretario de Asuntos Parlamentarios, Fernando «el Chino» Navarro, uno de los líderes del Movimiento Evita explicó: “El tema social nos preocupa mucho, lo seguimos día a día. La inflación es un problema multicausal, pero es muy preocupante que la inflación en el conurbano haya sido de 8,6%. Es la principal preocupación del Presidente y del Gobierno. Es el momento de estar más cerca de los sectores más postergados y la clase media”.

En este escenario, el Presidente anunció el martes junto al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, un bono de 6000 pesos en abril para titulares del plan Potenciar Trabajo. Fernández también hizo un guiño a las organizaciones sociales que reclaman el blanqueo de la economía popular, que incluye gran parte de los oficios no registrados.

Además, Alberto Fernández agregó: “Tenemos que lograr que los que hoy trabajan en la economía popular sean parte de los empleos formales de la Argentina”.

Y, con Emilio Pérsico en primera fila –otro de los líderes del Movimiento Evita que aboga por un espacio que reúna a todas las áreas del Estado vinculadas con el mundo de los trabajadores informales–, sostuvo: “La economía popular es parte de la sociedad argentina y por lo tanto debemos atenderla. Nosotros no estamos tranquilos si nuestra gente no puede educarse”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...