El PAMI acusó a Ocaña de mentirosa por denuncias falsas

El PAMI acusó a Ocaña de mentirosa por denuncias falsas

La diputada del Pro acusó a la conducción del organismo por malversación de fondos.


La diputada nacional del Pro, Graciela Ocaña informó que presentó una denuncia contra los directivos del PAMI (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados) ante la UFI PAMI por un caso de presunto desvío de fondos a través del que se habrían destinado casi 20 millones de pesos a la creación de centros para jubilados que nunca funcionaron.

Los apuntados en la denuncia son la titular del PAMI, Luana Volnovich, y el subdirector del organismo, el camporista Martín Rodríguez, así como el intendente de la localidad bonaerense de Hurlingham, Daniel Scelci, ya que los llamados «centros fantasmas» fueron encontrados en el municipio que conduce.

La denuncia precisa que desde el PAMI se desviaron fondos a dos centros de jubilados ubicados en Hurlingham que en ningún momento habrían funcionado de acuerdo a las normas correspondientes. Siendo uno el centro “Güemes”, el cual recibió un total de $13.123.500 pesos, y otro el centro “San Javier”, beneficiado con $5.623.000.

Unas de las principales sospechas en el marco de esta denuncia es que el dinero presuntamente desviado desde la obra social de los jubilados se haya destinado a La Cámpora, ya que el intendente Damián Scelci es militante de dicha agrupación política.

Actualmente, la denuncia quedó en manos del titular de la UFI PAMI, Javier Arzúa.

La denuncia realizada por Ocaña también apuntó en contra de los «llamadores», un grupo de varias personas contratadas por el PAMI durante la pandemia de Covid -19 con el objetivo de que se comunicaran con los jubilados y pensionados para cubrir las necesidades que pudieran presentar.

▶ La respuesta del PAMI

Desde la organización a cargo de Luana Volnovich, señalaron que se trata de una «mentira amplificada» y aclararon: «PAMI no crea centros, solo las autoridades provinciales y municipales pueden acreditar la existencia de estos».

«Los centros de jubilados existen, los llamadores existen y realizaron sus actividades», aseguraron y compartieron el certificado de la autoridad competente que acredita la existencia de los centros cuestionados.

En lo que respecta a los llamadores, desde PAMI afirmaron que se brindó un «servicio de asistencia y seguimiento» a los afiliados de la zona como consecuencia del cierre de la única clínica del organismo en el distrito.

«Hurlingham es el único distrito del conurbano sin clínica para sus afiliados», aclararon y sostuvieron que «durante el aislamiento, el rol de los llamadores fue fundamental para contener y orientar a los afiliados con los trámites y servicios».

Por su parte, Martín Rodríguez, Subdirector Ejecutivo del PAMI, desmintió en un extenso hilo de Twitter la denuncia de la diputada de Juntos por el Cambio, Graciela Ocaña, sobre un supuesto desvío de fondos.

“Recibimos el PAMI con una deuda de $20.000 millones y un déficit mensual de $800 millones. Ahora no hay deuda ni déficit. Los afiliados no podían pagarse los medicamentos. Ahora los tienen gratis y con receta digital”, señaló el sudirector del instituto.

Tras enumerar una serie de hitos realizados por la actual gestión, Rodríguez apuntó directamente contra la diputada nacional de JxC:

“Lo que oculta Ocaña es que lo distintivo de Hurlingham no es que yo, el subdirector ejecutivo de PAMI, viva allí. Lo distintivo de Hurlingham es que ES EL ÚNICO DISTRITO DEL CONURBANO QUE NO TIENE UNA CLÍNICA PARA AFILIADOS DE PAMI. Como se lee: el único”.

Hurlingham supo tener una “clínica de alta complejidad” que era conocida como “Camino al Cielo”. No hay vecino que no conozca su historia trágica. Además, tenía la peor auditoría de PAMI de toda la provincia.

En abril de 2020, en plena cuarentena, hicimos lo que nadie había hecho: RESCINDIR el contrato con ese lugar. ¡No tenían ni gas ni agua caliente! Imagínense el resto…”, prosiguió.

Rodríguez argumentó que “Esa anomalía provocó que hubiera que reorganizar la atención, los turnos y el seguimiento de 30 mil personas mayores encerrados en sus casas y sin vacuna“. Resaltó además que todo el procesó se realizó de forma virtual.

En otra parte de su hilo, Rodríguez mostró la documentación pública que certifica la existencia de los centros de jubilados que, según el informe de Ocaña, no existen. Como así también un video de los “llamadores del PAMI”, también supuestamente inexistentes.

“¿Cuál sería el “desvío” si los centros existen y los llamadores hicieron el seguimiento telefónico a las personas mayores?”, se preguntó el subdirector del PAMI. Para finalizar, Rodríguez se preguntó: “¿no será esta denuncia la respuesta al anuncio de construcción del hospital de PAMI, que hicimos junto a Máximo Kirchner, hace menos de un mes?“.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...