El G20 aprobó un «histórico» impuesto global a las multinacionales

El G20 aprobó un «histórico» impuesto global a las multinacionales

Buscan una arquitectura tributaria internacional "más estable y más justa".


Los ministros de Finanzas del G20 aprobaron en Venecia un acuerdo «histórico» para la imposición de un impuesto a las multinacionales, con el objetivo de poner fin a los paraísos fiscales y que deberá entrar en vigor en el 2023.

El acuerdo busca establecer una nueva arquitectura tributaria internacional «más estable y más justa», que establece un impuesto global de «al menos el 15%» sobre las ganancias de las multinacionales.

La reforma se propone distribuir equitativamente entre países el derecho a gravar las ganancias de las multinacionales y apunta a las «100 empresas más rentables del mundo, que por sí solas realizan la mitad de las ganancias mundiales», explicó Pascal Saint-Amans, director del Centro de política y administración fiscal de la OCDE.

El impuesto mínimo global afectaría a menos de 10.000 grandes empresas, aquellas cuya facturación anual supere los 750 millones de euros.

Al exponer en la sesión sobre Tributación Internacional del G20, en Venecia, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, destacó «el compromiso para celebrar este paso importante a nivel internacional para combatir la elusión fiscal por parte de corporaciones multinacionales. Este acuerdo es un paso importante en la dirección correcta pero todavía quedan aspectos por definirse hacia nuestra próxima reunión».

Por otro lado, Guzmán consiguió el apoyo para que finalmente el G20, apoye sus reclamos al Fondo Monetario Internacional (FMI) para cambiar estructuralmente sus condiciones crediticias.

 

El primero de esos reclamos es por la revisión y eventual modificación de los sobrecargos que cobra el organismo por sus créditos a los países; esto, de lograrse finalmente, terminará de allanar el camino para que la Argentina refinancie su deuda. El segundo consiste en la reasignación voluntaria entre los países de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que se repartirán en agosto, por hasta u$s650.000 millones.

En un comunicado, el G20 instó al Fondo a acelerar la revisión de la política de sobrecargos, tarea que el organismo había iniciado por su cuenta, tras el pedido argentino, a principios de mayo pasado. Por ello, el anuncio de Venecia consiste en que el organismo “concluya su acercamiento en relación a la revisión de las políticas de límites de acceso y sobrecargos y que informe de sus resultados”.

Al respecto, Martín Guzmán expresó: «El FMI impone sobrecargos de 200 puntos básicos para los créditos pendientes de pago por encima del 187,5 por ciento de la cuota y también de hasta 100 puntos básicos que dependen del tiempo que se tarda en pagar el crédito pendiente. En algún momento, esta política fue una forma de abordar las preocupaciones sobre el riesgo moral; esto no es lo que está sucediendo ahora».

Y finalizó: «Esta política está penalizando a los países que se encuentran en circunstancias más adversas y es cada vez más problemática para los países de ingresos medios, porque prácticamente todos los países de ingresos medios que soliciten un programa del FMI estarán pidiendo un acceso excepcional. No vemos nada excepcional en el llamado acceso excepcional, por lo que es regresiva y procíclica, y depende de nosotros hacer ese cambio».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...