El director de la OMS aseguró que la pandemia podría volverse endemia

El director de la OMS aseguró que la pandemia podría volverse endemia

"Es plausible que la región se acerque al final de la pandemia", declaró Hans Kluge.


La variante Ómicron dio paso a una nueva fase de la pandemia en la región y podría precipitar su final, consideró este domingo 23 de enro el director de la OMS para Europa.

«Es plausible que la región se acerque al final de la pandemia», declaró Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa. Sin embargo, y tras el anuncion, llamó a la prudencia, habida cuenta de la versatilidad del virus.

«En cuanto la ola de Ómicron se calme, habrá durante algunas semanas y meses una inmunidad global, ya sea gracias a la vacuna o porque la gente se habrá inmunizado por la infección, y también una bajada a causa de la estacionalidad», consideró.

Sin embargo, Europa no se encuentra en una «era endémica», subrayó el responsable. «Endémica significa […] que podemos prever lo que va a ocurrir; este virus ha sorprendido más de una vez. Así que tenemos que ser prudentes», insistió Kluge.

No es la primera predicción que se hace al respecto. En el mes de diciembre del 2021, Zvika Granot y Amnón Lahad, dos médicos que forman parte de la Universidad Hebrea de Jerusalén también consideraron a Ómicron como «la luz al final del túnel».

Granot y Lahada la consideraon así por ser menos agresiva que las anteriores mutaciones. A pesar de ello, y como puedo verse en los últimos meses, la variante descubierta el año pasado en Sudáfrica posee un alto grado de infectividad.

Junto a su anuncio de este domingo, Kluge había predicho anteriormente que Ómicron presentaba varias mutaciones “capaces de fijarse más fácilmente a las células humanas” y afectar de esta manera a personas que ya tuvieron Covid-19 y están vacunadas.

Con respecto a la situación epidemiológica que afronta Europa, actualmente es el epicentro del repunte de casos que produjo a nivel mundial esta variación. Frente a ello. la mayoría de los gobiernos debieron de imponer nuevas restricicones sanitarias.

En consecuencias miles de personas salieron a las calles en señal de protesta. En la últimas horas, Béliga fue uno de aquellas naciones donde el pueblo estuvo en desacuerdo con las medidas. Al menos 50.000 personas se movilizaron.

La misma actitud se replicó en los últimos meses en países como Portugal, Fracia y Austria. El gobierno austríaco incluso impondra la vacunación obligatoria en el mes de febrero. No estar vacunado será considerado un delito por el que existirán multas.

Qué se dice del tema...