De Pedro cerró su gira por Israel con el foco en la economía

De Pedro cerró su gira por Israel con el foco en la economía

El ministro de La Cámpora abarcó una serie de temas sociales, de empleo, productivos y de infraestructura.


El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se mostró muy satisfecho con la extensa recorrida de casi una semana a través del ecosistema de compañías privadas y estatales que trabajan con los recursos hídricos en distintas ciudades de Israel.

Su mensaje fue llamativamente abarcativo y excedió la agenda que habitualmente tiene un ministro del Interior: habló de economía, de desarrollo poblacional, de relaciones diplomáticas, de gestión para el desarrollo federal, del modelo educativo y de infraestructura, entre otros temas.

El lugar elegido para las declaraciones fue el acto cierre de la gira que organizó junto al Consejo Federal de Inversiones (CFI), y a la que invitó a ocho gobernadores, fue el Centro Peres para la Paz y la Innovación, fundado por el expresidente de Israel, Shimon Peres.

Allí De Pedro se dirigió a una audiencia con mayoría de funcionarios argentinos de distintos rangos, y de varias provincias, que habían dormido en el mismo hotel que él. Les dijo que el viaje surgió al comienzo de la gestión del Frente de Todos, cuando hizo “una reflexión sobre el federalismo”, y a continuación se refirió a una larga lista de necesidades de la Argentina: de “generar polos productivos”, de “generar empleo” y de “iniciar un proceso para descentralizar y poblar el país”.

Luego de mencionar que Israel tiene “una de las experiencias más exitosas del mundo en la gestión inteligente del agua para consumo y producción”, se refirió a la “urgencia” de la Argentina de “pensarse como Nación y como patria”, de “redefinir sistema educativo fortaleciendo sistema político tecnológico”; de los “problemas de infraestructura para arraigar y generar empleo en cada rincón de la patria” y de la “urgencia de tener un objetivo común de país y tratar de que el objetivo común sea tan fuerte que ningún presidente pueda romper esa inercia de desarrollo, para generar felicidad para todos y todas”, en lo que sonó como una crítica aunque sin destinatario claro.

Según Infobae, su tono era calmo; el contenido, contundente y amplio como el de un candidato, si bien el ministro niega a rajatabla que tenga decidido o se esté perfilando para competir en 2023, como indican trascendidos off the record, inclusive de su propia fuerza, hace meses.

Sobre el final, De Pedro se hizo un espacio para cuestionar a los medios de comunicación. Fue al dirigirse a la embajadora de Israel, con quien mantiene una “excelente” relación, según describen ambos: “Galit no sólo se enamoró de Argentina, sino que llegó a entender cómo funciona. A cada reunión que íbamos, después teníamos que llamar a algunos medios, porque no se veía reflejado el espíritu de lo que había pasado. Vio cómo funcionan los medios”, dijo, algo irónico, en sintonía con el pensamiento de la fuerza a la que pertenece, La Cámpora, y de Cristina Kirchner, su jefa política.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...