Ante el titular de la OEA, Cafiero anticipó un discurso duro de Alberto

Ante el titular de la OEA, Cafiero anticipó un discurso duro de Alberto

El Canciller anticipó la línea discursiva que tendrá mañana el Presidente.


El canciller Santiago Cafiero participó este miércoles en Los Ángeles de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la IX Cumbre de las Américas, frente a Anthony Blinken, titular del Departamento de Estado, y Luis Almagro, secretario General de la OEA, con el objeto de ultimar los detalles de los documentos que firmarán luego los Jefes de Estado y de Gobierno y anticipó con sus dichos el sentido que tendrá la intervención del presidente Alberto Fernández.

“La equidad es, más que nunca, la base de la estabilidad política, de la democracia profunda y de la armonía en las relaciones internacionales. Por esto, el compromiso sobre gobernabilidad democrática que se ha trabajado en esta cumbre, no podrá alcanzarse si persisten las sanciones y medidas unilaterales que aún se llevan adelante en nuestra región”, reclamó el ministro de Relaciones Exteriores en una clara referencia a los castigos económicos que sufren Cuba y Venezuela.

Según dijo en su presentación, “los hechos vislumbran que han fracasado y solo han generado sufrimiento en la población”.

Y agregó: “Repartir sanciones y bloqueos van en la dirección contraria a la búsqueda de herramientas efectivas para combatir la desigualdad».

Cafiero sostuvo que las instituciones que promueven la integración regional, como la OEA, “equivocan el camino”. Y añadió: “La OEA no debe nunca mas legitimar procesos de desestabilización, no debe verse involucrada en un golpe de Estado, como recientemente sucedió en Bolivia, debemos dejar atrás esas tristes páginas de la historia”.

La postura del funcionario argentino tiene un factor importante adicional: parece anticipar el tono del discurso que dará, este jueves, Alberto Fernández frente al plenario de jefes de Estado, cuya apertura, por ser el anfitrión, estará a cargo del presidente Joe Biden.

Las ausencias y exclusiones le dan una oportunidad a la Argentina de ser protagonista ante más de 30 jefes de Estado. Al igual que en la gira por Europa de mayo, el Presidente reclamará el fin de la guerra desatada por Rusia en Ucrania y mostrará a la Argentina como salida a dos productos estratégicos que están faltado en el mundo como son los alimentos y la energía.

Parte de esa conclusión se basó en que varios mandatarios de peso, como Manuel López Obrador (México), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Luis Arce (Bolivia) y Xiomara Castro (Honduras), entre otros, lo ponen en un lugar preponderante. A eso se suma el presente electoral de Jair Bolsonaro (Brasil).

Te puede interesar

Qué se dice del tema...