Bolivia inauguró su primera fábrica de baterías de litio

Bolivia inauguró su primera fábrica de baterías de litio

Quantum Motors es la primera empresa de su tipo en el estado andino.


En la carrera mundial por la electrificación de vehículos y transición energética, los recursos naturales juegan un papel fundamental en el desarrollo de nuevas tecnologías.

En el caso específico de Bolivia, cuentan con importantes yacimientos de litio, uno de los minerales indispensables en la fabricación de baterías para coches eléctricos. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), se encuentran reservas en 17 países, siendo las del país del altiplano una de las más grandes del mundo, con 9 millones de toneladas métricas.

Aprovechando los recursos y apelando a interesantes innovaciones, la empresa boliviana Quantum Motors inauguró una fábrica de baterías de litio, con el objetivo de impulsar la electromovilidad. El complejo se encuentra ubicado en la ciudad de Cochabamba, zona central del país. Desde que inició sus operaciones en 2019 con la producción de 300 equipos al año, que ya se comercializan en México, Paraguay, El Salvador y Perú.

En la fábrica de 5.000 metros cuadrados ensamblan dos modelos de vehículos eléctricos, E2 y E3, equipados con baterías de ácido de plomo que ahora sustituirán totalmente con baterías de ion-litio.

El director ejecutivo de Quantum Motors, José Carlos Márquez explicó que «la fábrica es una industria que nace como integración vertical para la compañía, pero que, al mismo tiempo, se constituye en proveedor de packs de baterías de litio a otras empresas, dentro y fuera de Bolivia, en volúmenes muy importantes, tanto como para 2.000 motocicletas por mes».

Y agregó: «Esto cobra mayor relevancia tomando en cuenta que estamos en Bolivia, donde enfrentamos una notable disminución de combustibles y tenemos que importar y subvencionar los hidrocarburos», lo cual según Márquez no debería ocurrir, ya que el país es «productor de electricidad, con mucha potencia para ampliar la producción de energía renovables limpias».

▶ El camino de la industrialización del litio

Desde las presidencias de Evo Morales (2006-2019) que se pretende avanzar en la industrialización de las amplias reservas de litio que dispone Bolivia.

Según el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Álvaro Arenz, en un «escenario óptimo» Bolivia llegaría a producir 100.000 toneladas de carbonato de litio con lo que generaría 5.000 millones de dólares.

El gerente de Quantum Batteries, Federico Iriberry, le dijo a Sputnik: «Se está haciendo algo desde el Estado para industrializar el litio, y eso es importante. Se está soñando muy en grande, mientras deberíamos ir poco a poco. Primero debemos soñar con hacer un buen carbonato de litio, después pensar en hacer una batería», consideró el ingeniero.

Para Iriberry, el Gobierno debiera concentrarse en la explotación del metal, porque «la batería de litio cambia cada mes. Porque cada mes alguien ha descubierto un nuevo componente, una nueva forma para que la carga dure un poco más o para que cargue más rápido».

Qué se dice del tema...