Avanzan las negociaciones entre el Gobierno y EEUU para el traer vacunas

Avanzan las negociaciones entre el Gobierno y EEUU para el traer vacunas

Fue luego de la propuesta que le hizo el canciller Felipe Solá.


Este miércoles por la tarde, el director senior para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González, aseguró que Estados Unidos analiza la posibilidad de trasladar vacunas desde ese país a Argentina, luego de la propuesta que le hizo el canciller Felipe Solá.

Según trascendió, se trata de un operativo para “compartir” dosis con América Latina que planea la Casa Blanca, en principio y sería a partir de julio, para contribuir a la inoculación en América Latina. Dado que es una posibilidad, todavía no se conocieron detalles sobre cuándo llegarían las inoculaciones, ni el criterio para disponer la cantidad de dosis que serán destinadas al país, según consignó Infobae.

Solá informó a través de su cuenta de Twitter que había mantenido una reunión con la embajadora de EEUU ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield y con el asesor del presidente Biden, González. “Hablamos acerca de la grave situación sanitaria que atravesamos y les dije que nuestros aviones están listos para ir a buscar vacunas”, expresó el canciller, y compartió una imagen del encuentro.

Thomas-Greenfield, González, y la subsecretaria de Estado interina Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung, encabezaron la delegación estadounidense que viajó a Ecuador por la toma de mando de Lasso, y esta tarde brindaron una conferencia de prensa telefónica con medios de la región, a modo de balance sobre la visita. Durante el encuentro virtual se refirieron a otros asuntos vinculados con la relación de Estados Unidos con la región latinoamericana, en el marco de la pandemia.

Durante el encuentro que duró media hora, fueron consultados respecto de la propuesta de Solá para que la Argentina contribuya a la logística para el envío de vacunas a la Argentina.  Tal como detalló Infobae, «en la conversación con Solá se discutieron varios asuntos relacionados a la pandemia”, respondió González. “La Argentina tiene ahora el índice más alto de infectados en el mundo, y hablamos de que tenemos que trabajar juntos para responder a la pandemia”, agregó el representante estadounidense para la región.

“Ciertamente, uno de los desafíos va a ser el envío de las vacunas, y ellos (por el gobierno argentino) hicieron esa oferta. Nosotros nos comprometimos a consultarlo de cerca con ellos, mientras el presidente (Biden) avanza, junto a la administración, para compartir vacunas, y para expandir la producción, también frente a futuras pandemias”, agregó. También recordó que “la Argentina tiene un acuerdo con México, para producir vacunas allí”. “Hay muchas conversaciones en marcha a las cuales daremos respuesta”, finalizó, sin brindar mayores precisiones.

El Gobierno, preocupado por la falta de vacunas y la demora en el plan de inoculación, está entusiasmado desde que el presidente Biden adelantó, meses atrás, que Estados Unidos donará 80 millones de dosis a la región, de los cuales la mayor parte -60 millones- serán de Oxford-AstraZeneca y el resto -20 millones- de otros laboratorios estadounidenses como Moderna, Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson.

Pero el proceso de envío aún está en ciernes y frente a la segunda ola de contagios, que tiene lugar cuatro meses antes de las elecciones legislativas, la administración de Alberto Fernández busca acelerar lo más posible las conversaciones para recibir dosis a gran escala. El Gobierno está interesado en conocer la fecha de entrega; así como el criterio que se aplicará para calcular la cantidad de dosis destinadas a la Argentina -buscan que se base en la cantidad de casos, y no en la densidad habitacional del país, que representaría menos vacunas-; y ofrece contribuir en el modo de envío replicando el mecanismo que ya utiliza, por ejemplo, con Rusia, para la importación de dosis de Sputnik V.

El monto y el modo de distribución, se informó desde EEUU, será decidido junto a la Organización Mundial de la Salud, vía el mecanismo Covax destinado a la distribución “equitativa” de vacunas. Pero, como ratificó esta tarde González, también podrían realizarse acuerdos entre Estados. Se realizarían en calidad de préstamos que luego cada país debería devolver.

Hace una semana, el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, se reunió con la coordinadora de la política internacional de la Casa Blanca, Gayle Smith, y le brindó a Alberto Fernández un dato que sembró optimismo en el Gobierno: le dijo que las donaciones podrían comenzar dentro de seis semanas. Por ahora no hay definiciones, pero en la lucha contrarreloj contra el coronavirus, para Alberto Fernández cada señal cuenta.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...