Así se planifica y monitorea el tránsito y la movilidad en el marco de la vuelta de clases

Así se planifica y monitorea el tránsito y la movilidad en el marco de la vuelta de clases

Por la vuelta a clases presenciales el foco estará puesto en monitorear el traslado de alumnos, docentes y familias.


En el Centro de Monitoreo y Gestión de Movilidad Urbana se reúnen todas las áreas operativas clave de tránsito y transporte y se trabaja para que la vuelta a clases en toda la Ciudad sea segura y ordenada.

Desde 2018 funciona el Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana, un edificio con tecnología avanzada que centraliza toda la información del transporte y la movilidad en tiempo real. Está ubicado en Parque Patricios, y desde esta sede, en la que trabajan 100 personas todos los días, se gestiona de manera eficiente el tránsito de la Ciudad. En el marco de la vuelta a clases presenciales el foco estará puesto en monitorear y verificar que el traslado de alumnos, alumnas, docentes y familias, sea ordenado y seguro.

De cara al inicio de clases el Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana utilizará sus herramientas para brindar información en tiempo real a los vecinos y estos puedan tomar la mejor decisión de movilidad en cada momento del día y volver su viaje más previsible. Desde allí se envía información a las diferentes aplicaciones de tránsito (BA Cómo Llego, Waze, Google Maps, Moovit, etc.) sobre los cortes de tránsito programados, no programados, incidentes viales, funcionamiento de líneas de subte, llegada del próximo colectivo, etc.

Vuelta a clases, ¿qué se hace desde el Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana?

Se verifican los servicios y recorridos de las 136 líneas de colectivos que recorren la Ciudad para alimentar los carteles predictivos que hay dispuestos en las principales paradas.

Se envía información sobre la llegada del próximo colectivo a las distintas aplicaciones (BA Cómo Llego, Waze, Google Maps, Moovit, etc.) y carteles predictivos en las principales paradas de transporte público.

A través de las cámaras de monitoreo se chequea el estado de funcionamiento del Subte y las autopistas.

Se reportan los incidentes viales o sucesos no programados que afectan al tránsito (choques, movilizaciones, por ejemplo)

Ante la identificación de un suceso no programado se envían Agentes de Tránsito para colaborar en el ordenamiento del tránsito.

Se monitorean las calles de las escuelas donde se implementará el programa Sube y Baja y los senderos seguros implementados por el Ministerio de Seguridad y Justicia para que se desarrollen con normalidad.

Se observa la correcta circulación en las principales ciclovías y su no invasión.

Se revisa el estado del sistema Ecobici para inyectar bicicletas en estaciones cercanas a establecimientos educativos.

A partir del lunes 22 de febrero se gestionarán los cortes programados en entornos educativos y se verificarán los desvíos planteados para el tránsito particular.

Cómo funciona el Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana

Desde el CMGMU se observa: el funcionamiento de los semáforos; el Sistema Adaptativo de Tránsito; la medición del flujo vehicular a través de los sensores; la visualización de cámaras dispuestas en la Ciudad; y la ubicación de las líneas de colectivos gracias al Sistema de Arribo Predictivo. Además, el estado del Subte, del Sistema de Transporte Público en Bicicleta; las autopistas. Además se controla el correcto funcionamiento de:

Más de 2.700 puntos monitoreados con cámaras.

3.834 cruces semaforizados.

23.609 semáforos vehiculares (cabezales).

16.848 semáforos peatonales.

91% cruces con semáforos peatonales.

478 semáforos para ciclistas.

5.701 semáforos con cuenta regresiva.

80 Carteles de Leyenda Variable.

Desde allí trabajan en conjunto la Secretaría de Transporte y Obras Públicas, AUSA, SBASE, SAME, el Cuerpo de Agentes de Tránsito y Policía de la Ciudad, entre otros. Ante cualquier eventualidad se puede dar aviso inmediato al equipo interviniente y coordinar el despliegue necesario.

Cada día se monitorean los cortes programados y espontáneos para poder tomar las mejores decisiones, realizar desvíos y brindar información precisa en tiempo real a través de los Carteles de Leyenda Variable, redes sociales, y apps como BA Cómo Llego o Waze; y para optimizar la tarea de los Agentes de Tránsito, entre otros.

La comunicación y difusión de información a través medios masivos, periodistas de tránsito y redes sociales son de gran ayuda para que los vecinos de la Ciudad puedan prever y planificar su viaje.

 

 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...