Aníbal Fernández minimizó la amenaza contra Nik: «No me arrepiento»

Aníbal Fernández minimizó la amenaza contra Nik: «No me arrepiento»

El ministro de Seguridad, volvió a defenderse de su mensaje amenazante Nik, por redes sociales.


El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, volvió a defenderse, luego de enviar una mensaje amenazante a Cristian Dzwonik, más conocido como Nik, por redes sociales. «No vi nada de lo que dijeron y no me arrepiento», sentenció.

En diálogo con los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, Fernández dijo sobre su reciente publicación en Twitter: “Redacto muy bien, no vi nada de lo que me dijeron y no me arrepiento”. Sin embargo, segundos después volvió a retractarse.

Y agregó: “Ahora, si alguien puede entender eso como una amenaza, es de caballero pedir disculpas. Hice lo de siempre, hablé con claridad y redacto muy bien. No manejo datos de ciudadanos”.

Finalmente, el ministro de Seguridad habló respecto de la presunta intimidación a las hijas de Nik: “Hay millones de dibujos de él que dicen ORT. No hice referencia a los hijos. Lo hice llamar por mi vocero, no tengo un tema personal con él”.

El escandalo se desató luego de que el dibujante criticara al gobierno por «regalar heladeras, garrafas, viajes de egresados, planes, platita, lo que venga». «Qué triste no escuchar nunca la palabra TRABAJO, ESFUERZO, FUTURO, PORVENIR», agregó.

Y concluyó a través de su perfil oficial en Twitter: «Los va a volver a derrotar la DIGNIDAD del pueblo”. Dos días después de la publicación, Fernández decidió contestarle. “Muchos colegios y escuelas de la CABA reciben subsidios del estado y está bien».

Una vez hecha la aclaración, arremetió en referencia a la escuela a la que van las hijas de Dzwonik: «Por ejemplo la escuela/colegio Ort. ¿La conocés? Sí que la conocés, ¿O querés que te haga un dibujito? Excelente escuela. Repito… ¿Lo conoces?».

Tras la agresión, el también humorista describió el comentario como “un tuit persecutorio” y una “amenaza velada” e informó que iniciaría acciones legales. «Se me heló la sangre después de leerlo. Mis hijas no querían ir al colegio y una salió llorando», admitió.

Por su parte, Fernández aseguró haberse comportado como “un caballero” ante el historietista al informar: “Dije lo que me parecía respecto de las subvenciones. No hay agravio, no hay ningún insulto a nadie en particular. Nik vive agraviándonos”.

Por último manifestó: “Es obligatorio aclarar el tema de lo que se pensó que sería una amenaza. Yo jamás me metería con los hijos de nadie. Si él lo tomó así, le pido disculpas, sostuvo en Todo Noticias y finalizó remarcando que no se le caen los anillos por pedir perdón».

Qué se dice del tema...