A pesar de la suba de casos, se consensuó la reapertura de los cines

A pesar de la suba de casos, se consensuó la reapertura de los cines

Cada jurisdicción debe solicitar el permiso correspondiente a Jefatura de Gabinete de la Nación.


La Jefatura de Gabinete de la Nación y el Ministerio de Cultura consensuaron con las cámaras, entidades, empresas, asociaciones y sindicatos representativos del sector de exhibición cinematográfica el protocolo general  a fin de consignar las medidas de prevención necesarias para reanudar la actividad de las salas y complejos de salas de cine.

Al igual que con los diferentes sectores, dicho protocolo general es el resultado del trabajo y la articulación de numerosas agrupaciones representativas junto al Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Secretaría de Desarrollo Cultural,  y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. El mismo establece medidas de protección y de prevención que surgen de recomendaciones de la OMS, el Ministerio de Salud de la Nación y restantes actores competentes.

Ahora resta que cada jurisdicción solicite el permiso correspondiente a Jefatura de Gabinete que dispondrá, de acuerdo a la fase epidemiologia y a las necesidades sanitarias, para eximir dicha actividad de la disposición que la restringe.

Se alcanza, de esta manera, un consenso general para determinar acciones de prevención y mitigación de riesgos que permitan a los trabajadores desarrollar sus actividades de manera segura, conforme a las previsiones de las autoridades nacionales y locales competentes. Las reglas y/o recomendaciones establecidas en el presente documento podrán ser ampliadas o modificadas según los cambios que surjan respecto a la situación epidemiológica y a cualquier otra sugerencia que emane de las autoridades jurisdiccionales.

El protocolo indica que el uso de barbijo será obligatorio, las salas serán higienizadas antes y después de cada función; habrá “burbujas sociales de recreación”, espacios compartidos de proximidad entre personas que concurren conjuntamente y no podrán ser superiores a seis personas y estarán conformadas por butacas contiguas.

La distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros a 2 metros, entre otras medidas. el texto aclara que la capacidad de las salas no deberá superar en ningún caso el 50 por ciento.

En este sentido, se aceptará la presencia de grupos de hasta seis personas, en lo que se llama «burbuja de recreación», las cuales deberán mantener una distancia de entre 1,5 y dos metros con el resto de los espectadores, para lo que se dejará una butaca libre de cada lado.

Además, el público deberá permanecer con tapabocas puesto y solo podrá quitárselo momentáneamente para ingerir algún alimento o bebida.

Por su parte, cada sala deberá contar con un adecuado sistema de ventilación, será sanitizada antes y después de cada función, habrá zonas debidamente demarcadas para mantener la distancia social y se abrirán las puertas diez minutos antes de que termine la exhibición.

Para esto, el personal será debidamente entrenado y deberá contar con vestimenta y material adecuado para evitar contagios, mientras que cada sala deberá tener en lugares visibles las normativas sanitarias a cumplir para permanecer en el lugar.

El protocolo da precisiones también sobre el accionar en lo referente a la recepción de proveedores y la manipulación de todo material implicado en la actividad comercial, del mismo modo en que prevé los pasos a seguir en caso de detección de un caso sospechoso entre los trabajadores o el público.

Qué se dice del tema...