Unos 19 economistas internacionales apoyaron la reestructuración de la deuda

Unos 19 economistas internacionales apoyaron la reestructuración de la deuda

Apoyaron a la Argentina a través de una carta abierta y en el seno de la ONU votarán un proyecto sobre deudas soberanas.

Joseph Stiglitz, Thomas Piketty, Jeffrey Sachs y Edmund Phelps firman la carta abierta en apoyo a Argentina

Un respiro para la Argentina. En medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional por la reestructuración de la deuda que, no solo desde el recambio de gobierno en diciembre del pasado año se plantearon modificaciones, sino que también la llegada inesperada de una pandemia irrumpió en la delicada situación económica del país y amerita, entonces, reperfilar los compromisos financieros con el exterior.

La palabra «default» no deja de acosar al Estado argentino y por eso resulta clave el apoyo de diecinueve economistas internacionales  que marcaron la necesidad de generar un nuevo marco regulatorio para los canjes de deuda soberana a nivel multilateral e instaron a los países europeos a votar a favor del proyecto en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), que tratará la iniciativa el próximo jueves 7 de mayo.

«Esta resolución de interés público debe ser apoyada por todos los Estados europeos y debe ser puesta en el debate público», exhortaron los economistas en una carta enviada hoy a los máximos representantes de todos los países miembros de la ONU, disponible también en el blog del ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis (http://yanisvaroufakis.eu), uno de los firmantes junto al economista francés Thomas Piketty.

«Ayer Argentina, hoy Grecia, y mañana quizás también Francia, cualquier país en deuda puede ser impedido de reestructurar su deuda a pesar de todo sentido común», agregaron. «El drama griego que se desarrolló durante el verano deja en claro que no queda tiempo para vacilaciones», destaca el texto.

El grupo de académicos llamó la atención sobre el surgimiento de «un mercado de deuda al que los Estados están obligados a someterse», y citó el caso argentino al mencionar que los fondos buitre «lograron congelar los activos de la Argentina en los Estados Unidos a través de la intervención de los tribunales estadounidenses».

Además, destacaron al país por haberse «defendido de los ‘fondos buitre’ desde que reestructuró su deuda» y situarse «en la vanguardia de estos esfuerzos».

«La crisis griega -continúa la carta- ha dejado claro que los estados individuales que actúan por sí solos no pueden negociar condiciones razonables para la reestructuración de su deuda en el marco político actual, a pesar de que estas deudas son a menudo insostenibles en el largo plazo».

Los 19 economistas consideraron que la posición de los países europeos «sigue siendo poco clara» al haberse «mantenido lejos del proceso» sin expresar su apoyo a la creación de la comisión.

Por su parte, este lunes el canciller Héctor Timerman agradeció en Nueva York a los países que integran el bloque del G77 más China su apoyo a la iniciativa argentina y ponderó «el firme y comprometido liderazgo» llevado adelante por el grupo, además de remarcar el «constante apoyo» de Sudáfrica a la Resolución A/69/L.84 sobre “Principios Básicos de los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana”, presentada por Argentina ante el organismo multilateral el año pasado.

El canciller dijo que el proyecto es un «claro ejemplo de una resolución pensada para todos aquellos países, en desarrollo y desarrollados, que han enfrentado, están enfrentando o enfrentarán una crisis de deuda» con el objetivo de «no ser arrastrados ni por la ley del más fuerte ni por la dictadura de los mercados».

Además de Varoufakis y Piketty respaldaron el proyecto los economistas James Galbraith (Universidad de Texas en Austin); Heiner Flassbeck (ex economista jefe de la UNCTAD); Martín Guzmán (Universidad de Columbia); Jacques Généreux (Institut d’études politiques de Paris); Steve Keen (Universidad de Kingston); Gabriel Colletis (Universidad Toulouse 1); Michel Husson (Institute de Recherches Economiques et Sociales); Benjamin Lemoine (Universidad París-Dauphine); Mariana Mazzucato (Universidad de Sussex); Robert Salais (IDHES, Francia); Marc Bloch; Bruno Théret (Universidad Paris-Dauphine); Xavier Timbeau (Sciences Po) Gennaro Zezza (Levy Economics Institute); Giovanni Dosi (Scuola Superiore Sant’Anna); y Engelbert Stockhammer (Universidad de Kingston).

Te puede interesar

Qué se dice del tema...