Un diputado acusado por violencia de género se quebró y lloró

Un diputado acusado por violencia de género se quebró y lloró

“Juro ser inocente, yo no lo hice”, aseguró el diputado peronista Mario Díaz, de la provincia de Mendoza, y a continuación se quebró y lloró en plena sesión.


“En función de mi juramento de representar al pueblo de Mendoza, mis valores y mis creencias, juro ser inocente: yo no lo hice”, dijo entre lágrimas el presidente de la Bicameral provincial de Seguridad.

El diputado peronista Mario Díaz, de la provincia de Mendoza, está denunciado por amenazar a su ex mujer. Tras la dura acusación, el parlamentario hizo una defensa pública de su inocencia durante la apertura de sesiones de la Legislatura y se puso a llorar.

En su alegato, Díaz contó que hace tres años que no tiene relación con su expareja y aseguró haberse presentado voluntariamente ante la Oficina Fiscal N°9 para dar cuenta de su versión.

“Esta situación quiebra mi alma”, dijo el diputado, quien agregó: “Pero de mi hombría de bien y de mi familia no voy a hablar”.

El miércoles 25 de enero se conoció que Díaz fue denunciado por su ex esposa, Gabriela Noé, por una supuesta amenaza de muerte.

La primera consecuencia para el legislador fue su imputación, acompañada de una prohibición de acercarse a menos de 500 metros de su ex pareja, informaron medios locales.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...