Tensión en Diputados: lucha por la legalidad de la sesión de este martes

Tensión en Diputados: lucha por la legalidad de la sesión de este martes

El oficialismo pretende tratar la emergencia turística, pero la oposición pretende que el quórum sea solo presencial.


El pasado 7 de agosto venció el protocolo que validaba las sesiones parlamentarias de forma virtual. Por eso, diputados y diputadas del interbloque del Pro de provincias del interior comenzaron a subir a sus redes sociales fotos en sus autos viniendo a Buenos Aires para sesionar de forma presencial este martes 1°.

La sesión especial solicitada por el diputado Máximo Kirchner, que tenía previsto comenzar a las 13 pero que se reprogramó para las 15, tendría por objetivo tratar principalmente el proyecto de ley sobre «sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística nacional» y el aumento de penas por pesca ilegal.

El inconveniente es que Juntos por el Cambio no lograría el quórum presencial; y aunque lo lograran con la participación de diputados de otros bloques, se solicitaría que dicha sesión quedase invalidada, según confirmaron fuentes parlamentarias a NU, por lo que el conflicto en puerta parece inevitable a estas horas.

El oficialismo pretende extender este acuerdo de virtualidad dado al contexto de ascenso de casos de contagio de Covid-19 y por la complejidad de mantener un protocolo de aislamiento social e higiene dentro del recinto. Las mismas fuentes contaron a NU que el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, no encuentra un protocolo adecuado para evitar nuevos contagios entre diputados que sesionen de forma presencial, situación que ya había sucedido y que justificaron la virtualidad para sesionar.

Además, las y los mismos trabajadores del Congreso se oponen a esta decisión de Juntos por el Cambio ya que no resulta imprescindible su presencia en el recinto y se torna más arriesgado el trabajo dentro del Palacio legislativo.

Desde el interbloque del Pro aseguran que la presencialidad dentro del recinto ya no puede omitirse dado a que la cuarentena se encuentra en etapa de paulatina flexibilización tanto en el AMBA como en el resto del país. Cuanto menos, desde este espacio pretenden que la virtualidad solo se valide según cada tema a tratarse, por lo que deberían entonces debatir previamente, sesión por sesión, cuáles sesiones podrían ejecutarse de forma remota y cuál de forma legal.

Es que para la oposición hay temas propuestos por el oficialismo que deberían poder ser debatidos en el recinto, como la Reforma Judicial, la Reforma Tributaria, la Fórmula Previsional, entre otros.

«Hay profundas cuestiones que no se pueden desconocer: es más fácil reunir quórum para el oficialismo, no existe el traslado de los diputados, los debates no se facilitan y el presidente puede cortar abruptamente el micrófono», expuso en declaraciones radiales el diputado del bloque de JxeC y presidente del Partido UNIR, Alberto Asseff.

Mientras tanto, desde el Frente de Todos han salido a criticar esta actitud por considerarla irresponsable ante el escenario de alta delicadeza por la pandemia, y en un momento donde el Gobierno intenta mantener al máximo las restricciones a reuniones de personas bajo la modalidad de ASPO.

Cabe mencionar que a las 11 de esta mañana comenzó una reunión de Labor Parlamentaria donde se propondrá la renovación por un mes del protocolo de sesiones mixtas para poder darle marco legal a la sesión de las 13.

Labor, con referentes de los bloques participando de manera presencial y remota

Te puede interesar

Qué se dice del tema...