Romero: «La medida tiende a reducir la caída de permisos para nuevas obras»

Romero: «La medida tiende a reducir la caída de permisos para nuevas obras»

Este jueves se sancionaron dos leyes para reactivar la economía, mediante beneficios fiscales para la gastronomía y la construcción.


En vista de los efectos negativos de la parálisis pandémica sobre las actividades de la construcción y gastronómica en la ciudad de Buenos Aires, la Legislatura porteña introdujo modificaciones en el Código Fiscal vigente para aprobar descuentos y suspender provisoriamente impuestos en ambos sectores para contribuir a la reactivación y la recuperación de puestos de trabajo y creación de otros nuevos.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, Claudio Romero explicó que se difirió el momento de pago y/o se otorgaron descuentos sobre los “derechos de delineación y construcción, del “derecho para el desarrollo urbano y hábitat sustentable” y el impuesto a “la generación de residuos áridos y afines no reutilizables”.

Estarán comprendidos en esta excepción quienes inicien y obtengan el permiso de obra entre el 1 de setiembre de 2020 y el 31 de agosto de 2021.

Romero explicó que la medida tiende a reducir los efectos de la caída de cantidad de permisos para obras nuevas y ampliaciones, que fue del 81,30% entre enero y abril de 2020, la caída de la actividad de un 14,8% interanual entre junio de 2019 y 2020, y la reducción de puestos de trabajo registrados en un 29,1%.

Respecto de la gastronomía, Romero señaló que se extendió a bares y restaurante la eximición del pago de ABL e Ingresos Brutos a unos 10.000 comercios para aliviar la grave situación fiscal del sector, duramente castigado con la caída de ventas en un 80% y la pérdida de 150.000 puestos laborales en la Ciudad y tiene un costo fiscal de aproximadamente 800 millones de pesos.

Para Romero, el sector gastronómico es uno de los pilares de la actividad económica de la Ciudad que a la fecha sólo funciona con la modalidad de “reparto a domicilio“ y «para llevar/take away”. La eximición de los impuestos regirá entre setiembre de 2020 y febrero de 2021, inclusive.

Puntualizó que la exención abarca a restaurantes y cantinas con y sin espectáculos, fast food y locales de comidas y bebidas al paso, expendio de bebidas en bares, expendio de comidas y bebidas en establecimientos con mesa o en mostrador, expendio de helados.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...