Reclamos de las legisladoras del FdT ante el aumento de la violencia de género

Reclamos de las legisladoras del FdT ante el aumento de la violencia de género

Funcionarios porteños concurrieron a la Comisión de Mujer de la Legislatura porteña.


En el marco del recrudecimiento de la violencia de género durante la pandemia de coronavirus, la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña presidida por Laura Velasco, se reunió en la tarde del viernes de manera virtual. Además de las diputadas y diputados que la integran, participaron la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore; la directora de la Mujer, Agustina Ciarletta; la presidenta del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Karina Leguizamón; y la subsecretaria de Fortalecimiento Personal, Familiar y Comunitario, Jazmín Lerner.

En relación a la violencia de género, Ciarletta, afirmó que el número de llamadas a la línea 144 se duplicó desde el inicio de la cuarentena y que el 43% de los llamados suele ser de familiares y amigos de las víctimas. A la vez, “estamos reforzando con folletería en farmacias y supermercados y analizando la incorporación de un canal dentro del Boti, la aplicación de la Ciudad, para la derivación automática de llamados de víctimas de  violencia de género”, dijo la funcionaria.

La legisladora Lucía Cámpora planteó la necesidad de ampliar la difusión en cuanto a la extensión por 60 días de perimetrales o exclusión del hogar resueltos por la Justicia, como así también garantizar la circulación para realizar denuncias y ampliar las vías de atención frente al aumento de los casos de violencia hacia las mujeres. La funcionaria a cargo del área coincidió con la legisladora, a la vez que informó que vienen coordinando en este sentido las tareas con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad a nivel nacional y que, si bien la Ciudad aún cuenta con plazas disponibles en los dos refugios, el Hogar y las dos casas de medio camino con los que cuenta, ya iniciaron conversaron para agregar hoteles sindicales.

A su turno, la legisladora Ofelia Fernández consultó en relación a las políticas que se están llevando a cabo desde el Ministerio respecto de la situación crítica que atraviesa la comunidad travesti y trans, con amenazas de desalojos y ante la imposibilidad de continuar contando con el ingreso diario a causa de la cuarentena obligatoria.

Por su parte, Laura Velasco acompañó los planteos de sus compañeras de bloque y propuso, ante el aumento exponencial de los femicidios, ampliar el acceso a la Justicia articulando en territorio con las promotoras de las organizaciones sociales, activar los Centros Integrales de la Mujer que hoy funcionan con guardias pasivas y telefónicas, y garantizar la autonomía económica de las mujeres víctimas de violencia a través de subsidios. En el caso de las personas trans y travestis, Velasco enfatizó sobre la necesidad de garantizar el acceso al DNI, sin el cual no se puede acceder a los subsidios, y a la hormonización, por tratarse de un tema de salud que pone en riesgo la vida.

Entre las temáticas abordadas estuvo también la situación de los más de mil niños y niñas alojados en la Red de Hogares y dispositivos de la Ciudad, como así también de aquellos niños y adolescentes en situación de calle y la de los y las jóvenes que hoy están en dispositivos penales cerrados y semicerrados. Las principales demandas de los legisladores y legisladoras fueron acerca de la controvertida Disposición -ya derogada- que instaba a encerrar compulsivamente a niños, niñas y adolescentes en situación de calle al igual que se hace con quienes están en conflicto con la ley. Además, se pidió reforzar los kits de limpieza tal como lo están exigiendo los propios trabajadores de las áreas de niñez y poner al día y anticipar las cuotas a los hogares conveniados que hoy, en medio de la emergencia sanitaria, se encuentran desfinanciados.

Uno de los puntos de mayor preocupación refería al tratamiento de niños, adolescentes y jóvenes con libertades restringidas o alojados en los hogares convivenciales por decisiones judiciales (unos 800, se informó). Se explicaron protocolos y decisiones adoptadas para mayor seguridad sanitaria en medio de la emergencia por la pandemia y las previsiones respectivas.

Para los menores que según la justicia deban ser privados de sus libertades por razones fundadas en la seguridad pública, se prevén lugres de residencia como espacios sanitarios y socioeducativos.

Desde el Ministerio indicaron que el Centro de Atención Integral para la Adolescencia y la Niñez (CAINA) estará abierto las 24 horas para alojar a población de calle y que, ante la posibilidad de que se dispare la cantidad de niñas, niños y adolescentes que necesiten un lugar, están trabajando en un plan de contingencia que permita contar con más plazas en caso de ser necesarias.

Por último, desde el Frente de Todos se planteó la urgencia de aumentar la llegada de alimentos y kits de protección e higiene ante la pandemia a comedores escolares y comunitarios barriales que no dan abasto con la demanda.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...