Rubinstein dijo que la cuarentena sería insostenible hasta septiembre

Rubinstein dijo que la cuarentena sería insostenible hasta septiembre

Fue en respuesta a Kreplak, quien dijo que quizás el confinamiento continúe hasta septiembre para no colapsar el sistema de salud.


«Sería inviable e insostenible», respondió el exsecretario de Salud Adolfo Rubinstein, quien manejó el área de Salud durante el macrismo tras la degradación del Ministerio de Salud, al ser consultado por la propuesta de Nicolás Kreplak de mantener la cuarentena hasta el mes de septiembre. Es que este martes el integrante del Gabinete de Axel Kicillof no descartó extender el aislamiento por tres meses para evitar el colapso sanitario debido a los crecientes casos de contagio por coronavirus, en medio de las disputas con el gobierno porteño por la flexibilización de actividades y el permiso para los runners.

«No sé cuánta más gente va a comprar eso. Yo creo que lo compra el viceministro y yo no creo que mucha gente más. La cuarentena con estas características hasta septiembre, serían seis meses, sería inviable e insostenible», advirtió Rubinstein en diálogo con TN.

Además, recomendó que, para determinar las futuras medidas respecto a la pandemia, no hay que «atarse solamente a la curva de casos porque está tironeada por la detección activa».

En ese sentido, en línea con lo que sostiene Juntos por el Cambio, reiteró que hay que «lograr indicadores objetivos que nos indique dónde estamos parados y hay que aumentar la capacidad de testeos para poder detectar y bloquear los focos rápidamente. Es lo que venimos diciendo hace meses y que, si no se hizo antes, es porque no había test disponible pero ahora estamos mejor».

La respuesta de Rubinstein se debe a las declaraciones del viceministro de Salud bonaerense, quien expresó: «Si logramos una buena estrategia que nos dé tres meses más de sistema sin colapso, me parece que todos firmaríamos eso, q¿no? Si podemos decir que hasta el 15 de septiembre no colapsamos el sistema, yo compro».

Según Kreplak, «hay cada vez más camas ocupadas y cada paciente que entra a terapia intensiva tiene mucho tiempo para salir. Entonces, a medida que entran más de los que salen, es un tema de tiempo. Y el análisis que tenemos nosotros es que no tenemos tanto tiempo, que las medidas hay que tomarlas rápido». Además, explicó que la situación es «muy complicada» ya que, de acuerdo a los datos que manejan en la Provincia, el sistema de salud «se va a saturar en relativamente pocos días».

«Cuando uno toma una decisión que logra frenar la cantidad de casos hay una inercia de 15 a 20 días en lo que significa personas que llegan a terapia intensiva. Con lo cual tenemos poco tiempo para tomar decisiones», dijo.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...