Fernández: «La cuarentena sigue igual solo en los lugares de transmisión comunitaria»

Fernández: «La cuarentena sigue igual solo en los lugares de transmisión comunitaria»

El Presidente anunció este jueves por la noche la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio. Cómo sigue en Ciudad y en la Provincia.


La cuarentena sigue igual en los lugares de transmisión comunitaria del virus del coronavirus hasta el 28 de junio, en el resto del país se entra en otra fase. Ese anunció fue hecho este jueves por la noche por el presidente Alberto Fernández junto al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Quedó claro que el problema se centra en el AMBA y que los casos están subiendo en esa región que comparten la Ciudad y la Provincia. Sin embargo, habrá aperturas y flexibilización de actividades en la Ciudad y en la Provincia.

 «Vamos a ampliar la cuarentena 21 días, así que nos volvemos a ver el 28 de junio», anunció Fernández.

Con la prórroga hasta el 28 de junio, la Argentina llegaría a los 101 días de cuarentena. Antes de comenzar a hablar, se mostró un video para explicar los datos de cómo está la pandemia. Ahí indicaron que «el 15% del país se encuentra en transmisión sanitaria, pero el 85% restante logró evitar la propagación del virus. El 79% de las industrias no tiene restricciones para su funcionamiento lo mismo que el 81% de los comercios en el país».

«Seguimos confirmando que los resultados que estamos obteniendo comparado con la región son alentadores. Gracias a Dios no tenemos los muertos que pudimos haber tenido si no nos cuidábamos. Hemos mejorado poco con respecto a la última prórroga. No estamos en el nivel que nos gustaría. El mejor nivel que logramos fue el 7 de mayo cuando teníamos 25 días de duplicación de casos, hemos bajado eso a 15,5. Pero eso está influido por el AMBA», arrancó el Presidente.

Y agregó una aclaración importante al decir, que «vamos a hacer una diferenciación» en la cuarentena, sosteniendo «el aislamiento obligatorio en todos los lugares en los que haya circulación comunitaria del virus, allí la situación va a seguir igual». Sin embargo, «el resto del país va a salir de ese aislamiento social y va a entrar en una etapa que llamamos distanciamiento social preventivo y obligatorio».

«La circulación en muchos lugares del interior, ocurre por la visita al AMBA de alguien que vuelve y se lleva el virus al lugar de donde salió. Todos los gobernadores han detectado ese problema. Tenemos que entender que no superamos el problema. La potencialidad del contagio crece si uno se acerca a las zonas de mayor dispersión del virus». «Hoy tenemos en cuarentena zonas que tienen circulación comunitaria esto pasa en AMBA, Gran Resistencia, Gran Córdoba, algunas ciudades de Río Negro y Trelew. El 90% de los casos están en el AMBA. En 18 provincias no hay circulación comunitaria del virus», siguió el Presidente.

Al halar sobre la diferenciación entre los lugares de transmisión comunitaria y el resto del país señaló: «El aislamiento social indica que cada uno debe quedarse en sus domicilios y salir solo para las cosas esenciales. El distanciamiento social solo vamos a poder reconocerlo si se dan ciertas condiciones sanitarias: un sistema de salud adecuado, que no haya circulación comunitaria y otros criterios epidemiológicos. Allí se va a poder trabajar siempre que se respeten los dos metros de distancia. En los lugares cerrados no se va a poder superar las 10 personas».

Y destacó: “Tenemos que entender que no superamos el problema, aunque muchos lugares del país no tienen contagios, lo cierto es que el contagio ocurre fácilmente si uno se presta”.

El mandatario indicó que en los distritos que permanecen en la etapa de aislamiento “la situación va a seguir igual que ahora”, mientras que las regiones que ingresan en la fase de distanciamiento social “las personas podrán circular, trabajar y realizar sus actividades siempre y cuando guarden siempre dos metros de distancia con otra persona”.

Del mismo modo, todas las actividades deben reorganizarse para garantizar la distancia social, sigue siendo obligatorio el uso de tapabocas, y se recomienda una adecuada higiene de manos y respiratoria y la ventilación de ambientes y la desinfección de superficies. Además, en los lugares cerrados no se podrán reunir más de 10 personas y nunca superando la ocupación del 50 por ciento de la capacidad del lugar.

Continuarán las restricciones en todo el país para la realización de eventos en espacios públicos o privados de cualquier tipo con más de 10 personas; circulación de transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos de trabajadores y trabajadoras esenciales. No habrá apertura de cines, teatros, clubes y centros culturales; ni de la actividad turística y seguirá el impedimento para el ingreso de extranjeros.

Fernández explicó también las medidas económicas y sociales que tomará el Gobierno en esta instancia. Adelantó que se realizará el segundo pago del IFE, que alcanzará a 9 millones de personas; se seguirán pagando un porcentaje de los salarios de trabajadores del sector privado con ATP y se continuará con los préstamos a tasa cero para monotributistas y autónomos. Además, contó que la semana que viene se pagará el primer bono para las y los trabajadores de salud. Luego de detallar las medidas, dijo que el gasto del Estado hasta el momento significó “el 2,6% del PBI argentino”.

Por otra parte, indicó que el Gobierno destinó 50 millones de pesos para que cuatro grupos de científicos desarrollen los nuevos kits rápidos que se crearon en Argentina y que servirán para multiplicar los testeos. Ese monto, según destacó, se sumaron a 77 millones de pesos que destinaron a un programa de médicos comunitarios, que son médicos que están en el interior del país pagados por la Nación.

Cómo sigue en Ciudad

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta explicó que la próxima fase del aislamiento “es una cuarentena quirúrgica, protocolizada o específica que contempla el bienestar de todas las personas. Tenemos que ser muy estrictos en las actividades donde haya aglomeración de personas”.

Respecto de los comercios, Rodríguez Larreta contó que su administración va “a mantener la restricción en las zonas de alta concentración, los llamados grandes centros comerciales de la ciudad, y vamos a compensar para que los comercios de indumentaria en los barrios puedan abrir con un protocolo estricto, en algunos casos tal vez tengan que atender desde la puerta”.

En tanto, sobre el transporte público, dijo que “son los que generan movilidad del virus. Veníamos de un mes y medio de aumento de la movilidad, pero hace dos semanas quebramos la tendencia. Vamos reforzar el control, vamos a ser más estrictos en los controles, esa movilidad genera el riesgo de concentración del virus que tanto nos preocupa”.

Sobre la situación de los adultos mayores, el Jefe de Gobierno contó que “la edad promedio de los fallecidos en la Ciudad de Buenos Aires es de 76,3 años” y pidió que los jubilados “se cuiden, que se queden en sus casas, tenemos voluntarios para que los ayuden con las compras”. En tanto, respecto de los geriátricos, dijo que “cuando hay un caso se les hace el hisopado y el test. La semana que viene vamos a incorporar a los trabajadores de geriátricos” en ese sistema de testeo.

Al hacer mención a la actividad física, Rodríguez Larreta anunció que “estamos viendo de hacer algo a contraturno, para que no haya superposición. De ocho de la noche a ocho de la mañana se podrá salir a hacer ejercicio, a correr, a caminar, a andar en bicicleta, sin hacerlo en grupo, y solo para el barrio. Vamos a reforzar la seguridad, especialmente de las mujeres, vamos a reforzar el cuidado en los grandes parques”.

Cómo sigue en Provincia

“Estamos en una fase del crecimiento acelerado, esa situación se divide de forma desigual, el 90% de los casos nuevos son en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Así como hay dos realidades distintas en el país, también las hay al interior de la provincia de Buenos AIres”, afirmó Kicillof.

Y agregó: “Hay una parte del país que no está en una cuarentena estricta. Lo mismo pasa en la provincia de Buenos Aires. Vamos a pasar a una etapa donde va a haber un sistema de fases para los 135 municipios con realidades distintas. Va a haber fases con paquetes de actividades autorizadas para esas fases, esto les va a simplificar la vida a los intendentes. En la fase 5 está autorizado prácticamente todo, pero para eso necesitamos 21 días sin contagios. 61 municipios bonaerenses están en esa situación».

En tanto, sobre el Gran Buenos Aires, Kicillof dijo que “la curva está empinada y creciendo, y el criterio es que aumente el aislamiento”. “Vamos a seguir básicamente en la misma situación que antes. Las industrias, tenemos más de 1.000 abiertas, están funcionando con transporte propio. El comercio seguirá siendo barrial, viene funcionando bien”.

Axel Kicillof anunció que los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires van a empezar a regirse por un sistema de fases con un criterio sencillo: “Si hay más casos y más peligro, se toma mayores medidas de protección y de aislamiento. Si hay menos casos, disminuye, se han abierto las actividades”.

“En el interior bonaerense, la principal medida de cuidado son los cuidados personales y los protocolos para las actividades. En Necochea estuvieron 60 días sin casos, un hombre vino al AMBA a hacer un tratamiento médico y se contagió. No lo sabía, entró a Necochea y no se lo detectó. Cumplió las medidas de distanciamiento pero contagió a toda la familia. Un miembro de esa familia fue a un evento social y ahora hay 24 casos de contagio y casi 450 personas en aislamiento, y volvieron a la fase 1 hasta poder revisar la situación epidemiológica”, explicó.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...