El radicalismo de la Provincia se adelantó y respaldó a Cambiemos, Vidal y Macri

El radicalismo de la Provincia se adelantó y respaldó a Cambiemos, Vidal y Macri

La interna de la UCR está al rojo vivo. Los convencionales bonaerenses se reunieron y le dieron el total apoyo a Cambiemos, Cómo influirá en la interna.


“Los radicales de Buenos Aires tenemos la convicción de que Cambiemos es la fuerza política que nos garantiza consagrar valores republicanos esenciales”, así arranca el texto que firmaron 50 de los 70 convencionales nacionales de la Provincia.

El vicegobernador bonaerense Daniel Salvador fue quién convocó a los convencionales.  El vice aguarda ser ratificado como “dos” de María Eugenia Vidal.

Tras el encuentro de Convencionales, Salvador tuiteó el documento y dijo: “El radicalismo de la provincia de Buenos Aires quiere más Cambiemos en Argentina”.

“Los Convencionales Nacionales titulares de la UCR de la Provincia expresamos nuestro compromiso de ratificar en la próxima Convención Nacional la continuidad de Cambiemos como la herramienta política adecuada para los actuales desafíos”, explican en el texto.

“Las enormes expectativas de la sociedad argentina, expresadas en el deseo de Cambio, que en el 2015 se plasmó en el triunfo electoral, no han sido plenamente satisfechas”, resumieron el ánimo del momento.

Los delegados, entre ellos intendentes y legisladores, sacaron un comunicado en apoyo a la coalición de gobierno antes de la eventual Convención partidaria.

La definición de este documento público establece una aproximación, temporal, a la tendencia mayoritaria para la eventual realización de la Convención. El cónclave, donde Buenos Aires lleva la mayor comitiva distrital, debe desarrollarse antes de la conformación definitiva de frentes electorales del 12 de junio.

El arco de resolución es variado: un sector propone –como el bonaerense- permanecer en la coalición de gobierno, sin mayores aditamentos. El más extendido, impulsado por gobernadores como Gerardo Morales (Jujuy) y Eduardo Cornejo (Mendoza), presidente del Comité Nacional, ensaya críticas de gestión e instala fórmulas de negociación con el propio Mauricio Macri. Lo más novedoso, aún sin consistencia, es la integración radical a la fórmula. Todavía, todo está en estado gaseoso.

La tercera directamente es disruptora. Plantea emigrar de Cambiemos y ampliar la alianza fuera de cierto “conservadurismo” que le atribuyen a Macri. Además de la “cerrazón” en las determinaciones de gobierno. Son los dirigentes, representativos, pero “sin tierra”. Es decir, sin poder territorial. Lo integran Federico Storani, Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella.

“Cambiemos es la garantía de no volver al pasado”, dice el manifiesto firmado por los delegados.

“Esa decisión fue ratificada por amplia mayoría en la Convención Nacional de La Plata de abril de 2017. La historia nos convoca nuevamente a reafirmar el compromiso y nuestro país se encamine a transitar un futuro de estabilidad y desarrollo”, insiste la nota membretada de la UCR.

“En Buenos Aires, pocas veces se hizo tanto en tan poco tiempo. La Provincia necesita ratificar el rumbo”, completa el documento.

 

 

 

 

 

 

Qué se dice del tema...