El Pro opera la reelección contrarreloj, en un escenario adverso

El Pro opera la reelección contrarreloj, en un escenario adverso

Macri tomó nota del reclamo de sus aliados y decidió postergar para más adelante las definiciones sobre el futuro electoral de Cambiemos.


Mauricio Macri tomó nota del reclamo de sus aliados y decidió postergar para más adelante las definiciones sobre el futuro electoral de Cambiemos. En cambio, mejor tarde que nunca, la Casa Rosada apura un acuerdo de precios con las principales empresas productoras de alimentos, para evitar que la escalada inflacionaria termine impidiendo su chance reeleccionista. Para esto se deberá esperar hasta mayo para saber quién lo acompañará en la fórmula, que puede ser alguien del radicalismo o una mujer del PRO. Antes de cualquier definición electoral, entienden los “radicales con poder real”, Rodríguez Larreta y Vidal, es necesario contener los temblores que llegan desde la economía.

Por eso, esta semana habrá una nueva cumbre de gobernadores de Cambiemos en Casa Rosada para analizar el paquete de medidas que anunciaría el Presidente de la Nación en los primeros días de la próxima semana. Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza), el Jefe de Gobierno porteño y la Gobernadora bonaerense, serán recibidos por Marcos Peña y Rogelio Frigerio para definir la letra chica del paquete de medidas que anunciará, exclusivamente y en soledad, Mauricio Macri para relanzar su carrera hacia la reelección.

Las dudas de la Rosada se centran en la viabilidad de una propuesta de los radicales, que busca contener las tarifas de gas de acá a fin de año. Mientras las espadas políticas intentan calmar a propios y aliados, el que no la está pasando para nada bien es el ministro Dante Sica, que está hoy al frente de las negociaciones por el acuerdo de precios. Es que esta semana sufrió como nunca lo que vivieron sus antecesores, Francisco Cabrera y Jorge Triaca. Arreciaron rumores sobre su renuncia o despido, que implicó, para los casos mencionados, primero desmentidas de voces oficiales, luego rumores más fuertes, hasta culminar con salidas más elegantes. En este caso, está claro que sería muy difícil digerir una partida semejante, justo cuando el Gobierno trabaja en el anuncio más importante para su sobrevida.

El martes, el día después de que se desatara la ola de versiones, Sica se ausentó de la reunión de gabinete nacional en Olivos. Sus voceros informaron que fue porque tenía un compromiso asumido con el canciller brasileño Ernesto Aráujo, que solamente trajo definiciones ambiguas sobre una visita de Jair Bolsonaro. “Más temprano o más tarde”, dudó el canciller en diálogo con Roman Lejtman, enfriando un encuentro que al oficialismo le complace porque se miraría en su espejo preferido: el de la agenda punitiva para cazar el voto blando.

Sica todavía no desactivó la amenaza de paro que promueve el moyanismo, que arrastraría a toda la CGT, antes de fin de mes. Hasta ahora, el Gobierno reaccionó otorgando 13 mil millones de pesos a las obras sociales sindicales y cerrando una recomposición salarial con los estatales de UPCN; sin embargo, así y todo, no pudo evitar el desplante en el Senado de los líderes cegetistas, que no concurrieron a exponer ante el plenario de comisiones sobre la Ley del Blanqueo Laboral.

Hay versiones que hablan de fuego amigo, porque el ex funcionario de Eduardo Duhalde terminó hace un mes de limpiar la cartera de los que respondían a Jorge Triaca, pese a su promesa de no hacerlo. Hoy, éste está muy operativo en la construcción política en la Provincia de Buenos Aires, junto a Mario Quintana. Triaca asesora a los bonaerenses que aspiran a conquistar municipios hoy en manos de opositores.

“Es uno de los ministros que más nos ayudó desde el primer momento, un poco por el rol territorial que tenía al frente del entonces ministerio de Trabajo. Hoy sigue ayudando y está muy arriba del tema de cada distrito”, asegura a NU un integrante del grupo de los Sin Tierra, que finalmente serán recibidos este viernes por Mauricio Macri en la Residencia de Olivos. El encuentro, largamente postergado -y esperado por ellos-, convocará también a la Gobernadora y después, en una segunda reunión, repasarán juntos algunos lineamientos con Marcos Peña y Federico Salvai

Te puede interesar

Qué se dice del tema...