El fallido lanzamiento de la campaña demócrata

El fallido lanzamiento de la campaña demócrata

El resultado de las primarias demócratas en Iowa se hizo desear más de lo esperado. Que pasó?


El resultado de las primarias demócratas en Iowa se está haciendo desear más de lo esperado. Debido a problemas técnicos e incongruencias en los datos, los  ‘caucus’ se retrasan, pero de todas formas, el Partido Demócrata descarta un ataque informático en el sistema.

El empujón final hacia la presidencia más poderosa del mundo se convirtió este lunes en pura confusión. Los esperados resultados de los caucus de Iowa, las asambleas vecinales que marcan el comienzo de las elecciones primarias, se han retrasado por problemas técnicos e “incongruencias” en los datos recibidos. El martes a mediodía, la exasperación de los votantes y algunos candidatos clamando su victoria por doquier, el Partido Demócrata de Iowa prometió empezar a publicar “más del 50% de los resultados” a las cinco de la tarde (hora de Washington, DC), casi un día entero después de la cita.

Realizar el escrutinio más que un desafío, se convirtió en una pesadilla logística. Sobre todo porque los votantes pueden pedir explicaciones. Es lo que le ha pasado a Brad. Antes de que los votantes se juntaran en grupos que apoyan a cada candidato (porque en los caucus se juntan, pero no votan), había contado 400 personas. Cuando formaron los grupos, le salían 402.

El presidente Donald Trump también se pronunció sobre lo ocurrido en Iowa: “Nada funciona, igual que cuando manejan el país”.

Cabe destacar que para llegar a la segunda parte del caucus es necesario que cada grupo alcance al menos el 15% de los asistentes.

Así, los resultados salen con cuentagotas. Normalmente a las 10 de la noche ya se sabía el ganador en los caucus. Esta noche la cosas van a ser mucho más lentas.

Tras más de una hora de caucus, Brad anunció los candidatos que habían quedado por debajo del 15%: el vicepresidente con Obama Joe Biden, la senadora por Minnesota Amy Klobuchar, y el empresario californiano Andrew Yang. Sus partidarios se juntaron entonces a los que habían excedido esa cifra: los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Cory Booker, y el ex alcalde del pueblo de South Bend, Pete Buttigieg. Eso llevó otra buena media hora.

Lo que no dijo Brad fue los votos de cada candidato en su colegio electoral. Paradójicamente, eso lo contó la CNN. Es decir: se enteró todo EEUU salvo los directamente afectados. Cómo lo supo esa televisión y no los asistentes al caucus queda para los anales de los misterios de las primarias de Iowa.

El caos del colegio 38 parece representativo de lo que está pasando en toda Iowa. También algunos de los resultados parecen estar repitiéndose en otros lugares, en especial el poco apoyo a Biden y, hasta cierto punto, a Sanders. Por ahora, sin embargo, todavía falta mucho hasta que haya resultados dignos de tal nombre.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...