El dilema del Grupo Clarín con el FMI, Vicentín y Huawei

El dilema del Grupo Clarín con el FMI, Vicentín y Huawei

Las acciones del Gobierno, tienen repercusiones fuertes adentro y afuera del país. Veamos el caso de Vicentín y del 5G para la trompetita.


Es sabido que el grupo Clarín nunca permanece quieto en la realidad político económica de nuestro país. En términos más actuales sería considerado uno de los mayores influencers de los acontecimientos que van sucediendo en Argentina.

Ligado a todos los grandes temas por los que atraviesa nuestro país a partir del emporio económico local y sus fluidos contactos a nivel internacional, sobre todo en los Estados Unidos, el Grupo a pesar de haber sido desafiado en el último gobierno kirchnerista, no necesita adiestramiento para sobrevivir a tormentas de las pesadas. Tiene la estructura adecuada y adiestrada para ir desactivando en el tiempo las situaciones con las que pretenden condicionarlo o la frialdad necesaria en su Directorio de pasar a pérdidas lo que ya no tiene posibilidades de reversión y buscar nuevos negocios para redoblara las apuestas.

Considerado desde el exterior un jugador peligroso para cualquier gobierno de nuestro país, el Grupo es monitoreado en su accionar por los grandes del buen humor que habitan en las cercanías de Wall Street. En este sub mundo, y no tanto en el de los bonistas privados, el Fondo Monetario Internacional se ha mostrado interesado, al menos en sus últimas declaraciones, en apoyar la propuesta argentina que de alguna manera le permita empezar a generar los dólares que debe pagar la larga lista de deudores entre los cuáles obviamente se encuentran ellos, aunque son los que más esfuerzo podrían hacer en término de plazos, aunque no de quita.

Las palabras “sustentabilidad del acuerdo” son las preferidas en ambas puntas del continente para ejemplificar lo que debe ser el acuerdo entre Argentina y sus acreedores.

Es en ese esquema en donde a un pragmático FMI poco le interesa si el complejo agroalimentario Vicentín estaba en quiebra o en concurso de acreedores, si debía más de lo que podía pagar o las responsabilidades de sus directivos en el funcionamiento de los últimos años. En Nueva York, donde los bonistas tienen sede judicial, interesa mucho más que la Argentina tenga acceso a una porción de dólares en el único rubro en que le es posible conseguir, conociendo por el resto de los grupos que son extranjeros, la potencialidad que genera esa actividad.

Ante la férrea oposición del Grupo, Noticias Urbanas pudo confirmar que hubo contactos de altísimo nivel entre el FMI y el CEO del Grupo, Héctor Magnetto, en el cual amablemente se les sugirió a los dueños de Cablevisión y Telecom, entre otras cosas, que fueran más comprensivos en esta situación. José  Aranda no entendió-o no compartió-  el mensaje y no tuvo mejor idea que arengar a la tropa para posicionarse exactamente en contra de esa propuesta. Ir ala ataque al Gobierno, con todo, en la certeza que ellos pueden ser el próximo Vicentín, tal cual algunos servicios de inteligencia de los hoy cuestionados, les sugirieron a los popes del Grupo.

Clarín está confundido habida cuenta que el FMI y el Gobierno están alineados en temas sensibles y eso los pone demasiado nerviosos. Final abierto en este capítulo.

Seguimos con Clarín, hablemos de 5G y comunicaciones

En paralelo, ante fluidos y fervientes contactos en el mundo del reparto/guerra del 5G en el mundo, Clarín se ha encontrado con una noticia que en definitiva parece ser bastante positiva –entre tanto conflicto-para su conectividad comunicacional y otros usos.

Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones es el principal proveedor tecnológico de la red 4G de Argentina. De hecho, es responsable por el 70% de la red nacional de Telecom y por el 100% de la ubicada en el AMBA y ya ha hecho una prueba de esa conectividad en el DOt de Saavedra en la última semana.

En el caso de Movistar (Telefónica), el core de su red móvil es también 100% de esta compañía china, lo mismo que la conectividad desplegada entre las provincias. Cuando se trata de Claro (Grupo América), la compañía posee extensiones de fibra óptica y de infraestructura de microondas también abastecidas por el mismo proveedor. Además, por si esto fuera poco un tercio de la fibra óptica de ARSAT ubicada en el centro del país es de Huawei,

La cuestión, en la que abundaremos en próximas entregas, es que tras recientes contactos de altísmo nivel entre el gobierno argentino, el norteamericano y el Grupo Clarín, las partes llegaron a un pre acuerdo para que Cablevisión y Telecom (Personal) puedan montar su 5G sobre la plataforma china que vienen usando, mientras que sus competidoras de Claro y Movistar, tendrán que reformular sus estrategias de ampliación al 5G con empresas ligadas al gigante del norte, que en plena guerra con China, no le importa ceder algo si tiene una porción importante con la que quedarse. Veremos como sigue la novela, el plan está en marcha, con ganadores y perdedores, un típico post pandemia.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...