Aborto: votación ajustada y maniobras para convencer a los “indecisos”

Aborto: votación ajustada y maniobras para convencer a los “indecisos”

A favor o en contra, realizan modificaciones en los proyectos para atraer los votos de los 30 diputados que aún no se pronunciaron.


Falta una semana para que se debata el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que busca legalizar y despenalizar el aborto en nuestro país. Hay ansiedad, sorpresas y maniobras de ambas partes -en contra y a favor- para que el poroteo legislativo se dicte a su favor. El martes y el jueves de esta semana, los promotores y los detractores del proyecto dedicarán sus mayores esfuerzos a convencer a los casi 30 diputados que permanecen indecisos en el Plenario de Comisiones para definir el dictamen que los diputados esperan sacar el martes próximo.

El presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (Pro) dijo que el Congreso “está más dividido que la sociedad, que está mayoritariamente a favor”.

Quienes están a favor de la legalización y despenalización del aborto, están creando un proyecto más “amigable” con los reclamos de los indecisos con el objetivo de atraer su voto positivo, específicamente en tres cuestiones: la objeción de conciencia, la posibilidad de abortar siendo menor de edad y el miedo de la práctica eugenésica.

Según el proyecto de la Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito, que lleva la firma de las diputadas Victoria Donda, Brenda Austin, Mónica Macha y Romina del Plá, no hay posibilidad de ejercer la objeción de conciencia, es decir, que un profesional de la salud le niegue el derecho a la persona gestante de practicarle un aborto.

Sin embargo, por la cantidad de indecisos, la Campaña se planteó modificar este punto. Así, la objeción de conciencia sería incluida en el dictamen pero sólo a nivel individual y anticipada en un registro. La institución de salud debería contar igual con profesionales que no sean objetores para poder garantizar la práctica. “La objeción de conciencia no estaba mencionada en el proyecto original porque en realidad es medio una trampa. Pero hay diputados que votarían a favor si lo agregamos”, explicó la diputada Mónica Macha en diálogo con AM750. Para Macha, lo que no puede pasar es que el médico se declare objetor de conciencia en el momento de hacer la práctica.

Otro foco de atención es qué pasa con las chicas y estudiantes secundarias que hoy son protagonistas centrales de la lucha por el aborto legal y la Educación Sexual Integral. Hay proyectos que exigen el consentimiento de representantes legales cuando el/la adolescente no lo precisa. En la propuesta de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito solo es necesario en las menores de trece años, luego no necesitarían autorización de los padres para acceder al aborto, pero es algo que podría ser modificado también para conseguir la legalización de la IVE. Para evitar polémica, se analiza eliminar el artículo y dejarlo supeditado a lo dispuesto en la actualidad en el Código Civil y Comercial.

Otra modificación posible será la posibilidad de realizar un aborto después de la semana 14 en casos de “malformaciones fetales graves”. Ante críticas que señalaban que se estaba habilitando de esa manera una suerte de eugenesia (por ejemplo, ante un diagnóstico de síndrome de Down), los promotores del proyecto tienen previsto aclarar que solo se permitiría el aborto después de la semana 14 si se tratara de “malformaciones fetales graves incompatibles con la vida extrauterina”.

Felipe Solá ya no está “indeciso”

“Más allá de los sentimientos privados, debe primar el bien común. En este caso, el bien común pasa por la salud pública. A eso se añade la necesidad de terminar con la hipocresía. Si no votamos esta ley, va a seguir habiendo abortos clandestinos”, dijo a última hora del martes Felipe Solá, en lo que fue una definición inesperada de uno de los diputados cuyo voto sobre la legalización del aborto era una intriga.

La foto de Cambiemos a favor del aborto legal

Funcionarios y legisladores de Cambiemos que apoyan la despenalización del aborto se tomaron hoy una fotografía frente al Congreso Nacional con los pañuelos verdes para exhibir su respaldo al proyecto que se debate en la Cámara de Diputados.

La manifestación de apoyo al proyecto sumó tensión dentro del interbloque oficialista, donde hay una gran cantidad de indecisos.

De la foto grupal participaron los ministros Sergio Bergman (Ambiente) y Pablo Avelluto (Cultura); el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; la titular del Enacom, Silvana Giudici; el subsecretario nacional de Juventud, Pedro “Piter” Robledo; la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, y el viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani.

También estuvieron los funcionarios nacionales Lucía Aboud; Iván Petrella; Hernán Iglesias Illa; Lidia Saya; Sebastián Welisiejko; Fernando Grasso; Juan Carlos Hallak; Alberto Fohrig; Julián Gadano; Rudi Borrmann y Paula Szenkman; y los porteños Guadalupe Tagliaferri, Leticia Montiel, Juan José Méndez, Hernán Charosky y Ana María Bou, entre otros.

Los funcionarios se mostraron junto los diputados encabezados por Karina Banfi, Waldo Wolff, Daniel Lipovetsky y Sergio Wisky, los más identificados dentro de Cambiemos con la iniciativa por la legalización, y el senador nacional y presidente del PRO a nivel nacional, Humberto Schiavoni, y todos lucieron el pañuelo verde característivo de la Campaña Nacional por el Aborto Legal.

Otros dirigentes del Gobierno que en los últimos días se expresaron a favor pero no asistieron a la foto fueron los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Francisco Cabrera (Producción) y el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi.

También el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, y el secretario de Comercio, Miguel Braun.

Organizaciones religiosas repartieron “bebitos” de plástico

En el hall del anexo de la Cámara de Diputados, organizaciones antiabortistas y con fuerte impronta religiosa presentaron 414 mil firmas en contra del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que se comienza a tratar en el Congreso. Karina Estrella Etchepare, María de la Paz Rodríguez Coronel y Javier Walter, quienes se definen como “sobrevivientes del aborto”, fueron los encargados de presentar las firmas, atadas con cintas celestes y blancas, a las diputadas Carmen Polledo (PRO) y Gabriela Burgos (UCR Jujuy). Ambas se comprometieron a “llevar esta información y estas firmas al plenario para que sea incorporado en el expediente que trata este tema”.

Una multitud con pañuelos celestes, escarapelas y prendedores con frases como “Legal o ilegal, el aborto mata” se concentró en ese hall para presenciar la entrega de firmas.

Las personas cantaban consignas como “Se siente, se siente, la voz del inocente”, “La batalla de la vida vamos juntos a ganar” y “Dicen que no tienen vida, dicen que no tienen voz, acá están los que marchamos por la vida de los dos”.

Karina y Walter leyeron un documento dirigido a los diputados pidiéndoles que no cedan ante la presión de “sectores de mucho poder de comunicación” que “nos quieren convencer que la libertad y la protección de las mujeres consiste en eliminar sistemáticamente la vida de otros seres humanos indefensos”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...