Los vínculos del abogado del jefe de «los copitos» con la embajada de EE.UU

Los vínculos del abogado del jefe de «los copitos» con la embajada de EE.UU

Gastón Marano también trabajó para La Libertad Avanza. La investigación se complejiza y ramifica.


El abogado que representa a Gabriel Carrizo, el último de los detenidos en la causa que investiga el intento de homicidio a Cristina Fernández de Kirchner, y considerado por la justicia como uno de los líderes de la banda los copitos, Gastón Marano tiene vínculos con la embajada de los Estados Unidos según confirmaron altas fuentes de la investigación a Noticias Urbanas.

Además  trabajó con referentes del partido La Libertada Avanza de Javier Milei y fue asesor del senador nacional de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres en la Bicameral de Inteligencia.

La cuestión sigue complejizando la «subida» política y las terminales que pudieran estar involucradas en el intento de magnicidio y genera preocupación por las ramificaciones que continuamente se van sumando en la medida que se avanza con la investigación.

El letrado es activo en las redes sociales con comentarios contrarios al kirchnerismo, la vicepresidenta e incluso hay posteos donde expresaba su oposición a que se le entregue la visa al excanciller Héctor Timerman cuando necesitaba viajar para recibir un tratamiento médico.

Marano tiene un estudio que comparte con la abogada Brenda Salva, que supo realizar tareas periodísticas en medios como La Nación + y Crónica TV.

En su primera aparición pública ante los medios, el defensor de Nicolás Gabriel Carrizo, el cuarto detenido en la causa por el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, dijo que la Justicia actuó «con alguna presura» al detener a su cliente, señalado como supuesto «jefe» del grupo conocido como «los copitos», quienes presuntamente planearon el ataque.

«Estamos frente a una situación donde la Justicia ha actuado con algún apresuramiento en llevar adelante esta detención», indicó Marano en declaraciones a la prensa.

Pese a haber realizado una mirada «rápida» del expediente, y tras señalar que se considera «respetuoso» del Ministerio Público Fiscal, el abogado señaló que no encontró nada en la causa que «justifique la detención» de su defendido.

«La decisión de detener a una persona es de suma gravedad, tiene que responder a elementos claros como el peligro de fuga o el entorpecimiento de la investigación», subrayó Marano.

Qué se dice del tema...