En el homenaje a Néstor, Alberto advirtió al FMI: «No nos vamos a arrodillar»

En el homenaje a Néstor, Alberto advirtió al FMI: «No nos vamos a arrodillar»

El Presidente fue el único orador durante el acto en el Club Deportivo Morón.


El presidente Alberto Fernández envió en la tarde del miércoles una dura advertencia al FMI, previo a su reunión con la titular del organismo Kristalina Georgieva que tendrá lugar este fin de semana en Roma, en el marco de la Cumbre del G20. «Si todavía no firmamos un acuerdo con el Fondo es porque no nos vamos a arrodillar», dijo.

En su discurso, durante el acto de homenaje por el 11° aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner en el Club Deportivo Morón, Fernández reiteró que el país no cerrará un acuerdo con el FMI que «postergue más a los argentinos que hoy han quedado postergados».

El jefe de Estado, quien fue el único orador, sostuvo que en Argentina «todos sabemos quién juega para la gente y el pueblo y quién para otros intereses», y calificó de «insólita» la deuda contraída por el Gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

Bajo el lema «Primero se crece, luego se paga», del encuentro participaron dirigentes, funcionarios, legisladores y cerca de 30.000 militantes del Frente de Todos y de distintas organizaciones sociales.

El mandatario sostuvo que la situación actual del país «se parece» a la que había en el momento en que Néstor Kirchner asumió la presidencia, en 2003, al afirmar que «en aquel entonces la pobreza se había profundizado con las políticas neoliberales que el Gobierno de la Alianza había llevado adelante».

Del mismo modo, planteó Fernández, la administración del Frente de Todos encontró en 2019 una economía afectada por la «política neoliberal» que el expresidente Mauricio Macri «llevó adelante» durante su mandato.

Además, aseguró que «nada hay más importante que sacar del pozo de la pobreza a los argentinos que han caído en ese pozo», y afirmó que el país sólo será «posible» como Nación «si ponemos en el escenario del desarrollo a todos» los ciudadanos.

Y agregó: «No pensamos en un país para pocos sino para todos; no tenemos esa idea que dice que en Argentina sobran 20 millones de habitantes».

Luego, el mandatario aprovechó para criticar, sin nombrarlo, a Mauricio Macri y a la gestión de Cambiemos: “Tuvimos un gobierno que festejó haber endeudado a la Argentina a 100 años. Y esa deuda se pagaba en 16 años y el resto son intereses. Eso no lo cuentan. Tampoco cuentan que nos pusimos firmes con los acreedores y dijimos que íbamos a pagar lo que pudiéramos, pero para eso iban a tener que esperar porque hay argentinos esperando para cobrar; y que supieran que iban a cobrar mucho menos; y así acordamos una quita de 38 mil millones de dólares”.

Siempre comparando la situación del país que él recibió con la de Néstor en 2003, Fernández sostuvo: “Nunca bajó los brazo con las convicciones. Cuando Néstor llegó, Argentina había sufrido la pandemia del gobierno de la Alianza, que había generado la caída de la economía, el cierre de empresas y el desempleo. Había que poner de pie a ese país que estaba muy lastimado”.

Por eso, planteó que “hay que ponerse firmes frente a los poderosos y decirles que esto así no puede seguir porque no es justo que los precios de los alimentos básicos aumenten cuando los ingresos de los que trabajan no crecen del mismo modo”.

Finalmente, Alberto Fernández llamó a la militancia a ir “con todo la fuerza” a las elecciones legislativas de noviembre. “No le podemos fallar a Néstor. Tengo la certeza absoluta de que mi destino es terminar la tarea que él empezó y que siguió Cristina: hacer una nación justa, libre y soberana”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...