David Cohen: «Es inevitable que surjan algunas tensiones en JxC»

David Cohen: «Es inevitable que surjan algunas tensiones en JxC»

Uno de los principales asesores e integrante de la mesa chica de Diego Santilli habló con Noticias Urbanas.


«Santilli tiene un plan para resolver los problemas que la ciudadanía tiene», le aseguró a Noticias Urbanas, David Cohen, uno de los principales asesores e integrante de la mesa chica del precandidato a diputado nacional de Juntos en la provincia de Buenos Aires.

David Cohen es abogado especializado en filosofía jurídica y derecho humanos. Es profesor de la Facultad de Derecho de la UBA y fue Director General de Convivencia en la Diversidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad. En la actualidad se desempeña como Subsecretario de Asuntos Políticos e Institucionales de la Legislatura porteña y como Director Académico del Instituto República, la usina de cuadros Pro.

En el reportaje con NU habló de la campaña de Juntos en la Provincia, del plan de Santilli, de la interna de Juntos por el Cambio y del futuro político de la oposición para volver a ser gobierno en el 2023, entre otros temas.

Cohen dejó en claro que ese proceso tiene líderes naturales. «Horacio, Diego y María Eugenia son quienes deben liderar este proceso», aseguró sobre el futuro de la alianza opositora.

Para Cohen, «se debe seguir ampliando y fortaleciendo la coalición».  Y además, «hay que seguir sumando fuerzas y ordenando las prioridades».

– ¿Cómo analiza la campaña electoral que está realizando Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires?

– Diego está comenzando la campaña haciendo lo que hay que hacer: escuchar. Este es el momento en el que hay que estar en cada barrio, en cada esquina escuchando con mucha atención las preocupaciones, los miedos, la impotencia que se siente cuando atravesas una crisis tan profunda y el Gobierno no encuentra las respuestas. Diego es una persona de laburo que viene a poner el cuerpo y trabajar sin descanso, que tiene un plan para resolver los problemas que la ciudadanía tiene.

-¿Qué opinión tiene de la interna que se está viviendo en Juntos por el Cambio con las declaraciones que realizaron Facundo Manes y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en contra, Mauricio Macri Macri y María Eugenia Vidal?

-Tenemos por delante unas primarias, eso es muy importante para la salud democrática de un país. Es inevitable que surjan algunas tensiones o se intercambien distintas perspectivas. Soy muy respetuoso de lo que piensa cada dirigente de nuestro espacio, pero en el caso de las declaraciones de Morales no estoy de acuerdo, lo más importante es discutir sobre las propuestas y las ideas y no sobre las personas. Tenemos que trabajar todos juntos en las mejores propuestas para que puedan ser desarrolladas y llevadas adelante por nuestros mejores candidatos.

-¿Cómo es el proyecto del santillismo de exportar el modelo que se llevó a cabo en la Ciudad durante los años de gestión Pro?

-No se trata de una exportación, sino de una manera de hacer política y gestionar. El proyecto de Santilli es el trabajo, el desarrollo de un plan integral en áreas muy complejas como lo son la seguridad, la educación y la promoción de políticas públicas que se fortalecen en la transparencia institucional y se respalda en los valores de una república libre, de personas que mancomunan esfuerzos y trabajan por el bien común. Diego tiene muy en claro que para llevar adelante los problemas estructurales que padece la argentina se necesitan consensos amplios y consolidar acuerdos que se deben alcanzar.

-¿Por qué cree que hay que pensar la política y el liderazgo de una manera distinta?

-La política es la única herramienta que tiene una sociedad para transformar la realidad. El problema que tenemos es que son más los dirigentes que no han sabido “usar la herramienta”. Resolver las complejidades de países como el nuestro requiere una formación específica y salir del voluntarismo para pasar a la profesionalización acompañada siempre por una gran vocación por el servicio público. La dirigencia política se está alejando cada vez más de su sentido más íntimo: convertirse en servidores que protegen, estimulan y sostienen a su pueblo y no que se suben encima de él.

¿Cómo es su trabajo legislativo y cuáles son las prioridades de su gestión?

Trabajamos en la articulación entre la legislatura y distintas organizaciones no gubernamentales e instituciones coordinando acciones conjuntas. La prioridad es desarrollar siempre herramientas y acciones para que los vecinos puedan desarrollar sus proyectos y vivir mejor. Nuestro trabajo es estudiar primero para accionar después. En esta casa se generan los marcos jurídicos adecuados para el mejor funcionamiento de nuestra Ciudad. El mejor ejemplo fue la pandemia: la legislatura porteña fue una de las primeras que se puso en funcionamiento para impulsar la ley de emergencia sanitaria y económica.

 

-¿En qué consiste el trabajo que realiza el Instituto República y cuáles son los objetivos de la institución?

-El Instituto República es un espacio de formación de líderes políticos que cuenta con una particularidad: entiende que la formación política debe ser teórica y práctica. Nuestro desafío es formar líderes políticos que puedan estar a la altura de las circunstancias y darles las mejores herramientas para enfrentar el mundo en el que vivimos y el que se viene. Para ello se desarrolló una currícula muy dinámica y con cerca de treinta materias de nos más de un mes en donde cada estudiante puede hacer una inmersión en el mundo de la política y de la gestión pública. Toda la formación es gratuita y no hay límites de edad para formarse. En un mundo que es cada vez más vertiginoso y cambiante es importante que nuestra formación sea permanente. Con este espíritu nace el Instituto República, un lugar en el que se abandonan las promesas para pasar a la acción.

-¿Qué debe cambiar la oposición para ser Gobierno en el 2023 y quién debería liderar en el futuro cercano Juntos por el Cambio?

-Se debe seguir ampliando y fortaleciendo la coalición. Hay que seguir sumando fuerzas y ordenando las prioridades. Estamos atravesando un momento bisagra en donde lo que se discute es mucho más que un modelo de país, se discute un plan de corto, mediano y largo plazo, un plan de acción concreto, qué soluciones se encuentran a los problemas que tenemos. La política debe dejar de ser enunciativa, meramente declarativa para ocuparnos de lo importante: la acción. Son pocas las personas que han demostrado en acciones y llevando adelante un gobierno, un plan específico y realizable: Horacio, Diego y María Eugenia son quienes deben liderar este proceso. Están preparados y saben hacerlo.

Qué se dice del tema...