Alberto piensa en su reelección y acepta la tensión permanente con CFK

Alberto piensa en su reelección y acepta la tensión permanente con CFK

El Presidente sostuvo que “es factible gobernar así si conseguís resultados”.


En medio de su gira por Europa, el presidente Alberto Fernández respondió a las críticas de Cristina Kirchner a su gestión, al tiempo que contestó si terminará su mandato y buscará la reelección en 2023. “Definitivamente”, resumió el primer mandatario, en una entrevista con la señal de televisión español RTVE.

“Señor Presidente, ¿se ve usted con fuerzas no solo de terminar su mandato, sino de presentarse a la reelección en 2023?”, consultó el entrevistador. “Estoy absolutamente con todas las fuerzas necesarias para que la Argentina se ponga de pie, y la voy a poner de pie”, respondió Alberto Fernández.

El Presidente cree que la crisis interna que protagoniza junto a Cristina Kirchner forma parte de la nueva normalidad de su gobierno. Asegura que tiene la decisión política de avanzar con temas que generan controversia en su propio frente y no cree que las diferencias políticas sean insalvables.

Ante la consulta del diario Perfil, Alberto Fernández lo graficó de la siguiente manera: “Los dos queremos llegar a Mar del Plata, solo que Cristina quiere ir por la ruta 11 y yo por la 2”.

El presidente está convencido de que los resultados económicos de su gestión, que hoy son los que los separa, terminarán calmando las críticas. El propio Fernández se sorprende por la repercusión que tienen sus palabras al decir que la vice tuvo una mirada “parcial” de la economía. «No es descalificatorio decir que tiene una mirada parcial”, repite una y otra vez al ver la reacción de los medios argentinos a la distancia.

El Presidente asegura que las críticas no lo desvelan aunque sigue con atención las palabras de Cristina Kirchner y Máximo cada vez que hablan. Hace su propia lectura sobre las últimas apariciones de sus socios: rescata que su compañera de fórmula ya no haya criticado el acuerdo con el FMI y lo ve como un buen gesto que demuestra que esa discusión quedó atrás y remarca el pedido de unidad del diputado y titular del PJ bonaerense.

Alberto Fernández coincide con CFK en calificar como “debate” el intercambio que en las últimas semanas escaló de manera pública y sostiene que “es factible gobernar así si conseguís resultados”. “En el plan de vuelo no tengo una pelea con el frente”, insiste.

Sin embargo, el Presidente reconoce que hay temas que seguirán generando diferencias. El primero tiene que ver con cómo van a gobernar hacia adelante.

Según Perfil, en la intimidas de sus más cercanos, Alberto sostiene: “Siempre se hace la mesa, cada tema que yo se que les puede preocupar hago que el funcionario del área les cuente de lo que se trata y le adelante los temas». Pero advierte que si la mesa que reclama el kirchnerismo “es para decirme lo que tengo que hacer, no habrá mesa”.

Fernández se muestra decidido a avanzar con la quita de subsidios y suba de tarifas de luz y gas que por estas horas se discute en audiencias públicas aunque el sector que responde a la vice se oponga. “Fue una decisión política, quien no puede tomarla no puede seguir en el gobierno. Es una decisión que ya tomamos, en esto decido yo”, advierte.

El Presidente no puede entender cómo su propia alianza sostiene que se gasten 4 puntos del PBI “en subsidiar tarifas para ricos. En Puerto Madero pagan 350 pesos de luz y 6.500 de cablevisión”.

Al igual que el kirchnerismo, Fernández admite que el principal problema es la inflación. Hoy los aumentos los ata directamente a la guerra. Y de eso se trata parte de la gira que emprendió por Europa.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...