Tribunal Superior: la oposición será clave para elegir a los nuevos jueces

Tribunal Superior: la oposición será clave para elegir a los nuevos jueces

El larretismo está obligado a negociar con el peronismo y con los legisladores de Lousteau. Quiénes son los candidatos a ocupar los dos lugares.


El songwriter eléctrificado por convicción de poesía urbana, Bob Dylan, nunca paró de cantar que los tiempos están cambiado. En la Justicia porteña. los tiempos también están cambiando. Una prueba de eso es lo que se viene.

El miércoles 19 de diciembre, el Gobierno de la Ciudad aceptó la renuncia de los miembros del Tribunal Superior de Justicia porteño Ana Conde y José Osvaldo Casás. Al mismo tiempo, el Gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, informó que “antes de que comiencen las sesiones ordinarias, el Poder Ejecutivo enviará los pliegos de los reemplazantes que propone a la Legislatura”.

Se trata de elegir a las dos personas que se sumarán a los actuales integrantes del Tribunal Superior de Justicia, Alicia Ruiz, Inés Weinberg de Roca y Luis F. Lozano.

Noticias Urbanas accedió al listado de los postulantes a ocupar esos dos cargos, pero también hay que tener en cuenta que cómo se necesitan 40 votos para la aprobación de esos dos postulantes, ya que el bloque oficialista de Vamos Juntos tiene 34 legisladores, las negociaciones con los bloques de la oposición serán funfamentales para lograr los nombramientos que quiere el Ejecutivo porteño.

Según, un sector de la oposición, esas negociaciones le abren la puerta para colocar a un hombre propio en el máximo tribunal porteño. Eso está por verse, ya que el oficialismo que lidera Larreta pretendería colocar a dos hombres propios.

El interrogante que se abre es saber con quién negociará el oficialismo, si con el peronismo (el Bloque Peronista y Unidad Ciudadana) o con los legisladores de Evolución que responden a Martín Lousteau. Algunos creen que negociará con todos los bloques que pueda.

La expresidenta del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, Marcela Basterra, es la candidata con mayores chances de ocupar un lugar en el Tribunal Supereior de Justicia. Dejó su anterior puesto en diciembre del año pasado y responde directamente a Larreta.

La madre de todas las batallas se dará en la Legislatura porteña cuando el oficialismo deba negociar con la oposición por los 40 votos

A partir del nombre de Basterra se abre un abánico de candidatos con apoyos que van desde el peronismo, pasando por Elisa Carrió, el radicalismo y el propio Pro porteño.

El Defensor General de la Ciudad, Horacio Corti, un hombre reconocido y prestigioso, cercano al peronista dirigente del Nuevo Espacio de Participación (NEP) y expresidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, Juan Manuel Olmos, también tiene chances.

Elisa Carrió impulsa la postulación del camarista y exprocurador del Tesoro de la Nación, Carlos Balbín. Otro de los candidatos es el actual fiscal general de la Ciudad, Luis Cevasco, candidato que cuenta con el aval de un sector del oficialismo.

El propio Martín Ocampo, exministro de Justicia y Seguridad del Gobierno de la Ciudad y un radical cercano a Daniel Angelici, también podría ocupar uno de los lugares.

El radicalismo agrupado en la Facultad de Derecho sostiene la candidatura de la exdecana de esa alta casa de estudios, Mónica Pinto.

Más atrás, aparecen los nombres del secretario de Justicia. Santiago Otamendi, hombre del ministro de Justicia, Germán Garavano, y que trabaja en su cartera y de la asesora general Tutelar, Yael Bendel.

También se menciona a la directora del Instituto Superior de Seguridad Pública, lugar donde se forman los policías de la Ciudad, Marcela de Langhe. El problema es que Langhe es muy reconocida por su trabajo en el Instituto y desde el Gobierno de la Ciudad no estarían muy de acuerdo en correrla de ese lugar.

Hay otro tema importante a tener en cuenta. En este momento no hay un penalista en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, eso aumenta las chances de Ocampo y Cevasco que son penalistas.

Pero la madre de todas las batallas se dará en la Legislatura porteña cuando el oficialismo deba negociar con la oposición por lograr los 40 votos que aprueben a los dos nuevos integrantes propuestos por Larreta. La presión de la oposición que impulsa candidatos propios pueda transformarse en un problema y en algún caso, en una solución. Todos tratarán de imponer a sus candidatos.

Lo único seguro en la Justicia, como dijo Dylan, es que los tiempos están cambiando, y a ritmo acelerado.

 

 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...