También hay aportantes truchos en la campaña de Cambiemos de Entre Ríos

También hay aportantes truchos en la campaña de Cambiemos de Entre Ríos

Figuran como aportantes personas que no donaron dinero. Viven en La Matanza y Charata, provincia de Chaco. El hijo de un intendente de Cambiemos, que figura con dos aportes, negó haberlos realizado.


El tema fue de mayor a menor. Aparecieron aportantes truchos en la campaña que Cambiemos realizó en la Provincia de Buenos Aires en el 2017. Al inhabilitar a Miguel del Sel para ocupar cargos públicos, la justicia santafecina también dio cuenta de la misma situación en esa provincia durante la campaña de Cambiemos en el 2011, ahora se conocen los datos de Entre Ríos.

Según la investigación periodística que realizó Noticias Uno, Cambiemos tuvo aportantes falsos en Entre Ríos, que fueron detectados en el listado del Informe Financiero de la campaña electoral (encabezada por Atilio Benedetti, Alicia Fregonese y Jorge Lacoste), como ganadora de las elecciones primarias -PASO- para diputados nacionales el 13 de agosto de 2017.

Quien aparece como uno de los responsables económicos de la campaña, que debe responder ante la Justicia por las irregularidades del Informe de Financiamiento de Campaña, es el actual diputado provincial de Cambiemos Joaquín La Madrid.

Se detectaron entre los 70 aportantes de la LISTA Nº 502 C “Cambiemos Juntos”, tres personas que DESMINTIERON haber efectuado aportes, aunque figuran como tales en el informe presentado por Cambiemos ante la Cámara Nacional Electoral (CNE), que declara un listado de contribuyentes que totalizan aportes por $ 2.021.000.

Entre quienes negaron haber efectuado donaciones a la campaña se encuentra el hijo de un intendente de Cambiemos que figura con dos aportes que totalizan 50.000 pesos.

Otro dato que aparece como irregular es que el principal aportante de la campaña electoral (PASO) es un funcionario nacional concordiense que, según los registros de AFIP, es Monotributista Categoría “A” (declaraba en 2017 ingresos mensuales menores a 7 mil pesos) y sin embargo aportó 200 mil pesos a nombre personal y otros 100.000 más que figuran a nombre de su esposa –jubilada- y que el funcionario reconoció a este medio como “aporte suyo”, por lo que en ese caso viola el límite máximo establecido por la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos Nº 26.215 y por la Resolución Nº 3 –del 14 de febrero de 2017- de la Cámara Nacional Electoral que en su Anexo I fijó un tope de aporte para las personas físicas de $ 200.919.

Otro dato sugestivo en medio de las denuncias de que han trascendido en otros distritos es que entre los aportantes de la campaña en Entre Ríos figuran más de una decena de personas que viven en otras provincias, en particular en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Entre ellos, un exdirectivo del Banco Nación con fuertes vínculos con el Kirchnerismo. Se trata de Luis María Ribaya (aportó 10.000 pesos para las elecciones primarias de Cambiemos en Entre Ríos), un banquero de reconocida amistad con el exministro de Planificación Julio De Vido, aunque eso no le impidió a Atilio Benedetti recibir su aporte para la campaña.

Ribaya fue señalado –en la justicia- como quien abrió las cuentas de la hija de Cristina Fernández, Florencia Kirchner, en el Banco Galicia que manejaba, donde luego ingresaron los fondos millonarios. Algo que incluso llegó a publicar el diario Clarín.

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...