Lavagna “peronizó su lista” y perdió apoyo del radicalismo, socialismo y el GEN

Lavagna “peronizó su lista” y perdió apoyo del radicalismo, socialismo y el GEN

La "peronización" se dio tras la inclusión a sus listas a Graciela Camaño, Eduardo “Bali” Bucca y "Chiche" Duhalde. Abrevaya dialogó con NU.


El candidato presidencial Roberto Lavagna por el frente Consenso Federal está cada vez más solo en el ámbito político, ya que las candidaturas de Graciela Camaño y Chiche Duhalde prácticamente dilapidaron el apoyo del radicalismo y el socialismo.

El enojo creció luego de que se conociera la noticia de que la Justicia partidaria decidiera sacar de carrera a la lista de la Ciudad que iba a competir internamente contra Matías Tombolini. En diálogo con Noticias Urbanas, el legislador del GEN, Sergio Abrebaya, fue terminante: “Son políticas las razones de la impugnación a la lista liderada por Julio Bárbaro, Carlos Campolongo, radicales, GEN y Socialistas.  Tienen miedo a perder y quieren proscribir nuestra participación, porque pone en riesgo la diputación de Marco Lavagna y la jefatura de gobierno de Tombolini”.

“Arrancó prometiendo superar la grieta, se propuso como algo nuevo y terminó aliado con Luis Barrionuevo y llevando a la esposa de (Eduardo) Duhalde como candidata”, se quejó un referente del radicalismo del Conurbano que tras el cierre de listas perdió todo el entusiasmo por la postulación del exministro de Economía.

El socialismo porteño terminó integrándose al oficialismo y negando su apoyo a la fórmula de Consenso Federal, mientras que el sector del radicalismo que se había manifestado a favor, ahora se llamó a silencio.

Es que la llegada de Graciela Camaño como candidata a diputada, la designación de Eduardo “Bali” Bucca como candidato a gobernador y la inclusión de Hilda “Chiche” Duhalde como candidata a senadora por la tercera sección electoral “peronizó” completamente la listas y dejó espantados a algunos de los socios de Lavagna.

En el mismo sentido, el portazo de Margarita Stolbizer, desplazada por Camaño del primer lugar de la lista de diputados nacionales, corrió también el apoyo del GEN, que por otra parte se encuentra al borde de la extinción como fuerza política por los sucesivos desaciertos de su líder en materia de acuerdos electorales.

Las y los desencantados de Lavagna consideran que el precandidato no respetó los acuerdos previos y a la hora de repartir el poder, se movió como un “empleado” del duhaldismo, tal como lo habían advertido inicialmente algunos dirigentes que tomaron distancia del ex ministro.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...